lunes, 9 de febrero de 2015

Triunfo cubano en la Serie del Caribe

Ciudadanos cubanos salen del Estadio Latinoamericano en La Habana. Foto: Hablemos Press.

Por Osmel Almaguer/ Hablemos Press.

LA HABANA, 9 de febrero.- La selección cubana que representó a Pinar del Río en la recién finalizada Serie del Caribe de Béisbol venció este domingo a su similar mexicana 3 carreras por 2, y de esta manera se llevó el triunfo en la citada lid, después de haber sufrido para clasificar a la etapa semifinal.

El juego fue decidido en la séptima entrada por bambinazo del tercero en la tanda, Yuliesky Gourriel, quien a la postre fuera elegido como el segunda base del equipo todos estrellas. Le acompañaron por Cuba en esta distinción el antesalista Luis Yander la O, Héctor Mendoza como pitcher relevista y Frederich Cepeda, quien resultara el mejor bateador designado y Jugador Más Valioso del torneo.

La víspera, los vegueros habían derrotado 8 por 4 a los Caribes de Anzoátegui, representantes venezolanos y fuertes candidatos a la corona, que habían concluido invictos en la primera fase. Tal resultado fue, sin dudas, la sorpresa de la Serie, pues el equipo cubano había exhibido un discreto comportamiento en los tres departamentos principales de juego, dígase pitcheo, bateo y defensa. 
  
Se trata de la octava corona en la vitrina de los antillanos, para quienes el quinto y último lugar alcanzado en la edición anterior significó el regreso al torneo élite del béisbol caribeño y el fin de una ausencia prolongada durante más de cinco décadas.

De esta manera se vio interrumpido el dominio casi absoluto de los equipos mexicanos en estas lides, quienes habían vencido en las ediciones de 2011, 2013 y 2014.

La Serie del Caribe, tal y como se concebía antes del regreso de Cuba, es un torneo que reúne anualmente a los equipos ganadores de las ligas invernales profesionales de los países que integran la Confederación de Béisbol Profesional del Caribe (Puerto Rico, Venezuela, República Dominicana y México).

La primera edición fue inaugurada en el antiguo Estadio del Cerro (hoy Estadio Latinoamericano) en el año 1949, y ganada por los Alacranes del Almendares.

Cuba venció en siete de las doce ediciones realizadas entre 1949 y 1960, cuando el presidente Fidel Castro proscribiera la pelota profesional en la Isla, lo que provocó un período de nueve años sin que la Serie del Caribe se realizara.
República Dominicana es el país con más oro en sus vitrinas (19), seguido por Puerto Rico (14), México y Cuba (8), Venezuela (7) y Panamá (1).

DETALLES SOBRE LA PARTICIPACIÓN CUBANA
 
Tras la derrota sufrida por los Azucareros de Villa Clara en la edición anterior, las autoridades cubanas se dedicaron a confeccionar una selección que borrara esa imagen. El resultado, un equipo casi idéntico al que venciera en los pasados Juegos Centroamericanos y del Caribe, celebrados en tierras mexicanas.

Era asunto de primer orden conformar un equipo competitivo, sobre todo teniendo en cuenta la larga racha de derrotas sufridas por equipos cubanos en las últimas décadas: “No vamos a participar. Vamos a competir”, aseguraba el manager Alfonso Urquiola días antes de emprender viaje a Puerto Rico.

Tanta presión sobre los jugadores -no solo la mirada de los once millones de cubanos, sino también el ojo acusador de los altos dirigentes, porque en Cuba la pelota no es solo asunto cultural, sino también político, ideológico, y los managers son “cuadros”- trajo como resultado un equipo tenso, intimidado, capaz de errores infantiles que no reflejaban su verdadera calidad.

Porque si bien el nivel de la Serie Nacional Cubana puede catalogarse como bajo, al menos aún quedan jugadores como para hacer una selección decente. Éxodo, poca estimulación monetaria, mediocridad en los entrenadores y oportunismo político no son barreras para que se impongan el talento, la tradición y la garra que nos caracteriza como cubanos. Y si no, pregúntenle a los campeones.    

VIDEOS