viernes, 13 de febrero de 2015

Trinidad: Ponen carteles en respuesta a represión gubernamental

Un pescador a la orilla de una ensenada cerca de Trinidad. Fotografía tomada por el autor.

Por Weiner Alexander Martínez Estepe/ Hablemos Press.

SANCTI SPÍRITUS.- En el poblado pesquero de Casilda, Trinidad, aparecieron en lugares públicos carteles contestatarios como respuesta a las medidas represivas aplicadas por las autoridades portuarias.

Frases como "Abajo los inspectores de la pesca”, y "Abajo el jefe de puesto", son algunas de las plasmadas cerca del punto de guardafronteras, en dicha localidad.
Cita una de las fuentes que "en los últimos meses se han tomado medidas enfocadas a reprimir y controlar excesivamente a los pescadores, y  la única forma de demostrar nuestro desacuerdo es poniendo carteles anónimamente."

Según testifica un pescador de la localidad, quien pidió discreción con sus datos personales, "no estamos de acuerdo con que nos prohíban salir de pesca cuando ellos quieran (...) con que nos vigilen para que no vendamos ‘por la izquierda’ (en la calle) el pescado, con que no podamos salir ni cinco metros de la orilla sin que ellos lo sepan. Se han puesto multas de hasta 3000 pesos (unos 120 dólares al cambio) por solo salir treinta metros de la orilla sin informar al jefe del puesto de guardafronteras. El excesivo control de las embarcaciones nos hace pensar que están presas junto a nosotros".

Las medidas, que según los pescadores no fueron debatidas en ninguna reunión para su posterior aprobación, fueron propuestas e implementadas por el mayor Alexei Rodríguez González, quien desempeña el cargo de Jefe de Guardafronteras desde hace más de un año.

Los pescadores coinciden en que las medidas y las multas son excesivas, y para ellos, impagables. Aportan además que no cuentan con un sindicato que realmente se ocupe de resolver los problemas e inquietudes de los pescadores afiliados a los contratos de las empresas pesqueras.

Hasta el momento de redactar esta nota, la Seguridad del Estado, que es la entidad encargada de reaccionar ante lo que en Cuba se considera delito, aún no habían detenido a ningún sospechoso por los carteles. No obstante, vecinos del lugar presumen que continuarán apareciendo en tanto no flexibilicen algunas leyes internas aplicadas al puerto pesquero.

VIDEOS