viernes, 20 de febrero de 2015

Otro ciudadano cubano a juicio bajo cargos de peligrosidad social pre-delictiva

Agentes de la Policía Nacional reprimen a una familia en Guantánamo en abril del 2014. Foto de los archivos de Hablemos Press.

Por Niover García Founier/ Hablemos Press.

GUANTANAMO.- El ciudadano cubano José Antonio Alique Hernández fue detenido el 18 de febrero en su domicilio y conducido para la Unidad Policial conocida como Parque 24 por el capitán Baró, jefe de sector de la Policía Nacional Revolucionaria de su localidad.

Alique reside junto a su familia en el número 663 de calle Donato Mármol entre San Lino y Beneficencia, municipio Guantánamo.

Yoanny Padrol Legrá, esposa de José Antonio, explica que la instructora que investiga el caso de su esposo le comunicó que él sería llevado a juicio por el supuesto cargo de peligrosidad social pre-delictiva, ya que este no tenía vínculos laborales.

Yoanny agrega que su esposo trabajó en la Empresa Municipal de Comercio Guantánamo hasta el 26 de enero, fecha en que lo sancionaron con una medida disciplinaria consistente en la separación definitiva y que hasta el momento se encontraba en un proceso de apelación en el Órgano de Justicia Laboral.

Alique es padre de dos hijos, un varón de 11 años y una hembra de 14, que estudia en la escuela especial José Antonio Echevarría. Sus vecinos afirman que mantiene una buena actitud en la comunidad.

El ARTICULO 73. 1. Del Código penal cubano señala que: El estado peligroso se aprecia cuando en el sujeto concurre alguno de los índices de peligrosidad siguientes: a) la embriaguez habitual y la dipsomanía; b) la narcomanía; c) la conducta antisocial y ninguna de estas se aplican al detenido.

Se estima que de una población penal de entre 65 y 70 ciudadanos que hay en la isla, unos 5 mil cumplan prisión cargo de peligrosidad social pre-delictiva.

VIDEOS