domingo, 8 de febrero de 2015

Hacia niveles más altos de indolencia en Guantánamo


Por Widhmer Ballester Cortes/ Hablemos Press.

SAGUA DE TÁNAMO.- El techo del agromercado No. 10 en el reparto La Ceiba, municipio holguinero de Sagua de Tánamo, continúa aún sin reparar, a pesar de las evidentes pérdidas que esto ha ocasionado a la economía municipal, así como a sus cientos de consumidores.

El Agro, que cubre gran parte de las ofertas de esta y otras localidades adyacentes, lleva en este estado desde el mes de agosto del pasado año, cuando cayera destruido por el peso de un enorme árbol que fuertes vientos derribaron.

Martha Suárez, joven trabajadora del lugar (solicitó se omitiera su identidad por temor a perder el empleo), comentó que resulta inhumano trabajar en las condiciones actuales; expuestos al castigo del sol y de la lluvia.

 “La desaparición de casi el 90% del techo reduce significativamente la capacidad de recepción y acopio de productos que posteriormente deben ser vendidos a otros barrios de Sagua de Tánamo”, expresó la empleada.

Las entidades responsables de la reparación de este Agro son la Empresa de Acopio provincial y la CPA “1ero de Enero”, pero hasta el momento ninguna de las dos se ha proyectado al respecto.

Con tales afectaciones, el mayor perjudicado sigue siendo el pueblo, el cual, con sus bajos salarios, tiene muy pocas opciones para conformar el menú diario.

Todo ello tiene lugar a partir de una ideología que hace de los caminos políticos que se toman, senderos estrechos, tortuosos y de una circularidad que aturde. De ahí que sea común pasar de la represión más obscena a un nivel de indolencia como el que acabamos de mostrar.

VIDEOS