miércoles, 4 de febrero de 2015

En tinieblas por falta de información en la nueva Cuba

Ancianos venden la prensa oficial. Foto: Hablemos Press.

Por Dr. Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 3 de febrero.- El derecho a la información en Cuba está limitado, desde hace más de medio siglo, con el gobierno de Fidel Castro y la sucesión de su hermano Raúl.

El advenimiento de la Internet abrió una nueva era en las comunicaciones para el mundo, pero los cubanos aún se mantienen con restricciones.

A pesar de que el gobierno brinda servicios como Infomed (para profesionales de la salud) y recientemente el Nauta, acceder a una cuenta se hace sumamente difícil.

Tan solo para el correo en Infomed, el trabajador debe llenar una planilla de solicitud con muchísimos datos personales, tener la aprobación del jefe del servicio del centro donde labora, el sindicato, el director del centro y luego esperar porque se le autorice e instale el servicio.

Para el correo Nauta, se requiere hacer largas colas, además de tener teléfonos móviles con tecnología androide, que por los precios en el mercado no están al alcance de la mayoría de los trabajadores.

Infomed no tiene ni una cuarta parte de la información que requieren los profesionales de la salud para estar actualizados, según mi criterio, pero ni tan siquiera este servicio es libremente accesible para todos, a pesar de que la información recibida es limitada.

Por otra parte, el acceso a Internet, al cual cualquier persona en muchas partes del mundo puede acceder incluso (y ocasionalmente) de forma gratuita, en Cuba solo una hora de este servicio cuesta 4,50 CUC (aproximadamente 5 dólares) que representa casi el salario de una semana.


Es así como controla el flujo de la información, un gobierno que, aunque ha hecho pequeñas aperturas, aún se aferra a mantenernos en tinieblas, sin enterarnos de cuanto sucede a nuestro alrededor.

VIDEOS