miércoles, 4 de febrero de 2015

Dibujante cubano afirma ser un “artista de la calle”

Jorge Félix Urgellés en el Parque Central de La Habana. Fotografía del autor.

Por Mario Hechavarría Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA, 3 de febrero.- Varias publicaciones periódicas cubanas han tildado de irrespetuosas las caricaturas del artista Jorge Félix Urgellés. Su contenido político “comprometedor”, lo ha llevado a una situación de censura absoluta por parte de aquellos que deciden qué se publica o qué no.

Diez años atrás, sus trabajos eran exhibidos a través de la revista Bohemia, los diarios “Juventud Rebelde” y “Granma”, así como los suplementos  humorísticos “Palante” y “DDT”. Fue jefe de la Cátedra Artística del municipio Centro Habana y expulsado por apoyar el “Proyecto Varela”, que pide cambios políticos para la Isla. A partir de entonces, se le aplicó el calificativo de “persona no confiable”. 

“Ahora me gano la vida haciendo caricaturas personales. Trabajo también la sátira política como forma de reflejar la sociedad en que vivimos. Quiero que el público vea que a veces la realidad pasa inadvertida, y si mi trabajo lo hace reír, pues mucho mejor”, dice Urgellés.

Este artista nació en la oriental provincia de Guantánamo, en el año 1959, y es graduado del nivel superior en Artes Plásticas; fue miembro de la Unión Nacional de Artistas y Escritores de Cuba (UNEAC).

Sus trabajos han sido publicados en el diario alemán “Eunlespiesgel”, así como en el “Kokodril”, de Rusia; el “Roah” de la República Checa; el “Boston Globe”, de los Estados Unidos, entre otros. Ha merecido numerosos premios en países como Turquía, Alemania, Japón y Rusia.

“Mis dibujos son elaborados, no muñequitos; el llamado `dibujo de salón´, muy popular en Europa, donde han sido acogidos con más beneplácito que en Cuba”.

Aquí, en su país, ha recibido más amenazas que aplausos, “pero no importa, sigo trabajando; soy un artista de la calle”, expresa tranquilo.

VIDEOS