lunes, 9 de febrero de 2015

Cuba: un gobierno que separa a las familias


Por Dr. Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA.- Recientemente, medios noticiosos han abordado la presión a la cual están sometidos los médicos cubanos en Brasil, que cumplen la misión “Mais Médicos”, impulsada por la presidenta Dilma Rousseff.

Resulta que el gobierno cubano, luego de autorizar a los familiares de los galenos a permanecer con ellos durante la misión, ha dado una contraorden. El Ministerio de Salud Publica de Cuba (MINSAP) y funcionarios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), están tratando de persuadir a los médicos para que devuelvan a sus familias a la Isla. Brasil había otorgado visas para ellos, pero las autoridades de la Salud cubanas decidieron que sólo se les diera visa de turistas y por un mes.

Bien conocidas son las necesidades que padecen los cubanos, y lo que representa cumplir una “misión” para sus condiciones de vida. Asistir con sus seres queridos constituye una ayuda a la hora de enfrentar las dificultades para adaptarse a las costumbres y problemas que se pueden presentar lejos de su país.

En más de medio siglo bajo un gobierno totalitario, las misiones y colaboraciones, junto a la emigración desesperada, han provocado la ruptura de miles de familias.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos plantea que la familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y el Estado. Al parecer, las autoridades cubanas no lo han tenido en cuenta.

El pueblo brasileño posiblemente desconozca la realidad cubana. Es necesario que al hacer contratos y negociaciones con el gobierno de Cuba, se tengan en cuenta las características muy particulares de un régimen al cual no le interesa el bienestar de las familias y trata a los ciudadanos como esclavos.

VIDEOS