jueves, 5 de febrero de 2015

Carta de Cuba EXIGE a la opinión pública


José Alberto Álvarez Bravo, Promotor de Cuba EXIGE y Ciudadanos contra la Ley de Peligrosidad Pre-delictiva. Foto de los archivos de Hablemos Press.

Cuba EXIGE informa sobre el peligro de desaparecer si no se le ayuda a conseguir recursos para mantener su sede.

A continuación transmitimos el contenido de la carta ―enviada por Arnaldo de Armas a Hablemos Press― donde el grupo expone su situación:

Un rudo golpe para la sociedad civil cubana

La K-cita de J es un referente para una parte considerable de la sociedad civil cubana. Espacio de encuentro plural, base de sustentación de varios proyectos –Campaña por Otra Cuba, Consenso Constitucional, Cuba EXIGE, Ciudadanos Contra la Ley de Peligrosidad Predelictiva-, avalado por un permanente esfuerzo por contribuir a la causa del cambio en Cuba, está en vías de desaparición. Una victoria fácil, contundente, para la dinastía Castro, luego de varios intentos fallidos por eliminar este bastión de libertad. Un obsequio del diablo para los dictadores.

Solo un esfuerzo contributivo de personas naturales, ONGs, o quienquiera que sienta por el oprimido pueblo cubano, puede salvar este importante espacio de tener que enajenarlo a personas ajenas a la causa para cumplir el compromiso contraído con la propietaria, radicada en EEUU. Juntar entre todos 8000 pesos nos salvaría de sufrir el vaticinio del refrán: “Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde”.

Durante más de un año esperamos por una ONG que se había comprometido a saldar este monto, pero a última hora, alegando “reajustes”, nos dejaron en la estacada.

Si no tomamos conciencia del significado de este peligro, no solo se perderá la K-cita de J, sino que también desaparecerán los proyectos que en ella se sustentan, en particular Cuba EXIGE y Ciudadanos contra la Ley de Peligrosidad Predelictiva (CLPP). Sería una doble victoria para el régimen, pues la existencia de Cuba EXIGE le ha forzado a crear Cuba dice primero, en septiembre de 2013, y ahora Cubacusa, en el contexto de la interacción de nuestro esfuerzo plebiscitario con Un Día Para Cuba, proyecto animado por la artista Ana Olema y un grupo de apoyo.

Estos proyectos –Cuba EXIGE y CLPP- buscan la participación ciudadana en temas cardinales de la sociedad cubana, concitando al ciudadano común a pronunciarse sobre dos temas puntuales: demandar la derogación del Estado Peligroso del Código Penal –de manera que la voz del pueblo comience a ser escuchada, que nuestra opinión y nuestra voluntad no sigan siendo ignoradas- y exigir un cambio de régimen para Cuba, con la consecuente instauración del estado de derecho en nuestra patria. CLPP ya ha juntado 613 firmas en apenas tres meses de trabajo –pese a que la policía política ha incautado varias boletas de firmas- y Cuba EXIGE cuenta ya con 1 683 grabaciones de video exigiendo el fin del gobierno castrista.

Recordemos las penurias que sufrió el Apóstol cuando tuvo que allegar recursos para la causa libertaria cubana; hoy, cuando nuestro exilio es más numeroso y está mejor posicionado en la economía norteamericana, salvar la K-cita de J no parece una meta inalcanzable. Todo depende de cómo sea asimilado este llamado desde las entrañas del monstruo castrista.

En La Habana, a 28 de enero de 2015.

José Alberto Álvarez Bravo
Promotor de Cuba EXIGE y Ciudadanos contra la Ley de Peligrosidad Predelictiva.

VIDEOS