jueves, 29 de enero de 2015

ETECSA, una empresa sin competencia


Por Osmel Almaguer/ Hablemos Press.

LA HABANA, 29 de enero.- La Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) controla, desde su fundación en el año 1994, la totalidad de las operaciones en la Isla; convirtiéndose, de esta manera, en un monopolio.

Su dominio abarca las telefonías fija y celular, así como las comunicaciones a través de correos electrónicos y la Internet. Por carácter transitivo, se ocupa también de la venta absoluta de productos y accesorios, tarjetas telefónicas prepagadas y de acceso a Internet, entre otros.

Su fundación tuvo lugar en medio de una seria crisis presentada por la telefonía en el país, a principios de los años noventa.

Contando inicialmente con capital mixto (para el Estado cubano eran el 40 y el 60 % de las acciones en divisa y en moneda nacional, respectivamente), el 4 de febrero de 2011 el país pasó a controlar el 100% de las acciones.
 
Con esto, parecía cumplirse un conjuro; las intenciones anunciadas por los gobernantes cubanos en los años más difíciles del Período Especial (1992-94), con respecto a las empresas e inmuebles erigidos con capital extranjero.

Sin embargo, las consecuencias de este divorcio no se hicieron esperar. Las prebendas y pequeñas ventajas que disfrutaban sus trabajadores y empleados, que si bien no les brindaban “una vida decente” al menos aliviaban la carga, desaparecieron.

Meriendas con alto valor en carbohidratos, grasas y proteínas, desaparecieron. Jabas con aseo, por un valor superior a los diez pesos convertibles, desaparecieron. Estimulación en divisas, módulo de ropa de trabajo de alta calidad y presencia, desaparecieron.

Y con tantas desapariciones marchó también la Exigencia. Tal vez, extrañando a sus antiguos inversionistas, los italianos. El lugar fue ocupado por la Desidia, los malos tratos, el mal servicio; incluso el mal aspecto.

Hoy, los planes de instalación de líneas telefónicas fijas permanecen congelados, pospuestos o tal vez en el olvido. La gran mayoría de las localidades del país permanecen sin este servicio. Directivos del monopolio anuncian con sorna y orgullo que existen más usuarios en la telefonía celular que en la fija.

En cuanto a aquella, y a pesar de que en los últimos años se han realizado significativas rebajas en los precios, el servicio aún es mantenido con sumo esfuerzo por la mayoría de los cubanos.

Por otra parte, la proyección pública de la Empresa se ha deteriorado sobremanera, como evidencia el siguiente mensaje, exhibido en la entrada de la Oficina Comercial correspondiente al Consejo Popular “Villa Panamericana”, municipio Habana del Este:

  • El servicio de desbloqueo de teléfonos celulares cuesta 5 cuc.
  • El servicio de desbloqueo es libre de costo. Pero por cada teléfono se debe abonar 5 cuc por la mano de obra.
Al deterioro progresivo de la imagen de ETECSA ha contribuido también, y en gran medida, la corrupción de muchos de sus empleados. Una práctica usual es la venta de líneas telefónicas de manera ilegal.

De gran impacto han sido también las dificultades afrontadas con la instalación del correo “Nauta” en teléfonos celulares, las grandes aglomeraciones por este y otros motivos en las Oficinas Comerciales, así como la mala calidad de las escasas líneas fijas existentes.

Como suele suceder en regímenes autocráticos como el cubano, donde un solo partido postula candidatos para presidente, y un solo mando (Ministerio de Informática y Comunicaciones) controla toda piedra que se mueva en el país, ETECSA no comete errores por la sencilla razón de que nadie le presenta competencia. 

VIDEOS