martes, 27 de enero de 2015

Declaración de prisionero inculpa al régimen cubano

Yasser Rivero Boni junto a su madre Yaquelin Boni. Foto cortesia de la faamilia.
Por Magaly Norvis Otero Suárez/ Hablemos Press.
LA HABANA, 26 de enero.- Yasser Rivero Boni, hijo de la Dama de Blanco Yaquelin Boni, fue sancionado el pasado año por el delito de Atentado. En el momento de la sanción se encontraba detenido por causa de un delito común.
En su testimonio, denuncia los avatares y sinsabores sufridos en la prisión, y emplaza a los culpables de su situación:

Soy un joven de 28 años de edad que se encuentra en prisión injustamente hace más de tres años. Fui llevado a prisión por un delito que no cometí.

Mi único delito es ser hijo de Yaquelin Boni, miembro en activo del Movimiento Damas de Blanco Laura Pollán, cuya actividad política es la única razón de mi encarcelamiento.

He sido víctima de tratos crueles y degradantes, golpizas, entre muchas más violaciones, por las contantes protestas pacíficas que han realizado mi madre y, en especial, la que realizó en el año 2011 en el monte de las banderas junto a otros activistas.

Otra de las causas de esta represión ha sido la información que he dado a conocer al mundo mediante los periodistas independientes; todos los abusos, golpizas, torturas y hambruna que enfrenta la población penal por el solo hecho de haber cometido un delito.

Y no hablo solo por mí, sino por los cientos de cubanos que hoy se encuentran en prisión y sufren igualmente todas estas cosas. Todas aquellas familias que por desgracia tienen a uno de sus miembros en cárceles o campamentos de trabajo forzados, diseminándose a lo largo y ancho de la Isla, pueden testimoniar los tratos crueles y las aberrantes torturas a las que son sometidos los presos en el interior de las cárceles.
Decir prisión en Cuba es decir hacinamiento, insalubridad, hambre, desnutrición, tratos crueles, torturas, asesinatos, epidemias y enfermedades.
A las cárceles cubanas se sabe cuando se entra pero nunca cuando se sale.  El Sistema Judicial responde a los intereses del gobierno.    
El hacinamiento de personas y la violación de las normas para el trato a los prisioneros en el interior de las cárceles poco les importan a los gobernantes. 
El 15 de marzo fui golpeado brutalmente por el primer teniente Alcides Guillarte, quien no me golpeaba por primera vez. Me propinó más de 15 bastonazos en el rostro y la cabeza, dejándome inconsciente.
Producto de esa golpiza tuve que ser intervenido quirúrgicamente en dos ocasiones, con afectación en mi ojo derecho, provocándome trastornos neurológicos severos para toda la vida. Hoy presento una Maculopatia traumática.
Los responsables de mi confinamiento en celdas de castigo, las humillaciones y todo lo antes expuesto son los dictadores Fidel y Raúl Castro, y Abelardo Colome Ibarra.
Ruego a todos los cubanos dentro y fuera de Cuba, a los activistas y organizaciones de Derechos Humanos, a aquellos hermanos de buena voluntad, que apoyen el reclamo de mi excarcelación y la seguridad de mi vida y la de mis familiares. 

Hago responsable al gobierno cubano y todos sus órganos represivos de lo que pueda sucederme a mí y a mi familia después que esta declaración sea publicada. 

VIDEOS