sábado, 6 de diciembre de 2014

Severo deterioro de tuberías amenaza salud de pobladores


Por Weiner Alexander Martínez Estepe/ Hablemos Press.

SANCTI SPIRITUS, 5 de Diciembre.- En Tunas de Zaza, Sancti Spíritus, la conductora de agua que se extiende unos 9 km desde las turbinas de bombeo hasta el poblado costero, tiene más de cincuenta años.

Las fisuras causadas por la corrosión de estos tubos metálicos permiten que el agua en su interior se contamine con líquidos y sedimentos externos.

Trabajadores de la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de la provincia señalan: "No contamos con recursos ni presupuesto para remplazar los tubos viejos".

Mientras, en la zona portuaria son notables los síntomas diarreicos y dolencias asociadas al tema de la calidad del agua, que por el momento no parece tener solución por parte del gobierno.


Algunos días hay que votar toda el agua de los depósitos domésticos porque su sabor es salobre y despide olores desagradables, debido a que se mezcla con el agua de mar y otras.

VIDEOS