domingo, 21 de diciembre de 2014

La línea caliente de la Fiscalía General de la República de Cuba a quién beneficia

Logo de la Fiscalía General de la República.

Por Carlos Ríos Otero/ Hablemos Press.

LA HABANA, 21 de Diciembre.-  Desde el 7 de noviembre del 2014, la Fiscalía General de la República  promovió una línea para orientar a la población sobre cómo seguir los pasos de una denuncia, a través del teléfono (0802) (1 2 3 4 5), notificado en la TV por el vice fiscal General de la República, Carlos Raúl  Concepción Rangel.

Sin embargo, se conoce que el número no está a disposición de la ciudadanía.

Sobre este tema, un disco de la oficina de ETECSA repetía: “El número marcado no está asignado a ningún abonado”,  “la línea está ocupada” o “el teléfono no está activado”.

Desde el anuncio, este corresponsal trató de comunicarse con dicha línea, y ha llamado decenas de veces para orientarme sobre una amenaza de muerte que pesa contra mí persona y la familia de otros periodistas.


Cuando al fin me comuniqué, el sábado 22 de noviembre a las 7:00 am, fui atendido por un supuesto Fiscal, nombrado Pablo Tejeda Despaine, orientando a que formalizara la denuncia en la delegación policiaca Aguilera, municipio de residencia, Diez de Octubre, La Habana.

Las amenazas proceden del teléfono móvil (53) (5) (448 7092) amenaza de muerte en mi contra y mi familia, a viva voz, y mensajes que adjunto a esta información.

Es conocido, que desde teléfonos de militares del Ministerio del Interior (MININT) amenazan a los activistas políticos y de DD.HH. y a periodistas. La empresa estatal de telefonía ETECSA, única de su tipo en Cuba, no ofrece detalles de los virtuales verdugos.


En lo que va de año, han sido amenazados y molestados, Odelín Alfonso, José A. Fornaris, Magali Norvis Otero, Roberto de Jesús Guerra, Andrés Pérez Suárez y Juan Carlos Linares, entre otros.

Mientras, Cuba patrocinó y fue anfitriona del XII Encuentro Internacional de Ciencias Penales, celebrado a finales de este noviembre. Según datos oficiales, participaron 23 países y 200 juristas, y el objetivo principal es la protección ciudadana, sostenido por el eslogan: “cero injusticias”.


Juristas de los bufetes colectivos estatales comentaron a este reportero, que dicha línea es un recurso político y propagandístico del régimen para impresionar a los juristas internacionales que estuvieron en el cónclave XII Encuentro de Ciencias Penales -un evidente paquete turístico cargado de demagogia-, y crear una imagen de defensor del pueblo y los DD.HH. 

VIDEOS