lunes, 24 de noviembre de 2014

Insatisfacciones con el servicio farmacéutico en Holguín

Consumidores frente a una farmacia de la ciudad de Holguín. Fotografía del autor.

Por Fernando Donate Ochoa/ Hablemos Press.

HOLGUIN, 24 de Noviembre.- El 88 % de los holguineros está insatisfecho con el servicio farmacéutico, asegura un informe de la Dirección Provincial de Salud en el territorio.

Según la investigación, a la cual este periodista tuvo acceso, entre las dificultades señaladas por el pueblo están la escasez de medicamentos y las demoras en el despacho, lo que provoca largas colas a pesar de haber varias dependientas, pero solo una en la venta.

Estas deficiencias motivaron -de acuerdo al escrito– inspecciones sorpresivas, que descubrieron la existencia de productos en los almacenes y la falta de ellos en los mostradores, la insuficiencia de hipoclorito, las dificultades con la llegada de medicamentos y su negocio ilegal en la calle junto a las almohadillas sanitarias.

En el municipio de Holguín, especifica el informe, ocurre la mayor cantidad de violaciones, fundamentalmente en las zonas de los repartos Vista Alegre, Pueblo Nuevo, Alcides Pino, Álex Urquiola y Nuevo Llano.

Confirma además el tráfico ilegal de medicamentos en toda la provincia y se recomienda que “los análisis deberían empezar por los almacenes, pues los revendedores tienen productos porque alguien se los suministra”.

Se demostró la insuficiencia de medicamentos controlados por tarjetón, los cuales deberían estar en las farmacias cada mes, pues se conocen las cantidades necesarias y los pacientes que los consumen.

“Una de las bases de la comercialización ilícita es que la demanda es superior a la distribución y los medicamentos se agotan rápidamente”, apunta el documento firmado por el doctor Adelmar Agüero Uliver, director provincial de Salud.

Otro móvil es el descontrol de la recogida del cuño de los médicos que cumplen misiones internacionalistas, cuño que después es utilizado para falsificar recetas para medicamentos que van a parar al mercado informal, precisa el estudio.

“Todas estas problemáticas están relacionadas con el trabajo de los dirigentes, hay vulnerabilidades que todavía no han sido eliminadas”, enfatiza el documento, y al mismo tiempo informa que de enero a octubre de este año se han detectado 155 ilegalidades, entre ellas los faltantes y sobrantes en cajas, medicamentos ocultos, listados de precios desactualizados y no visibles, así como lugares sin normas sanitarias. La mayoría de las infracciones, reconoce el informe, están vinculadas con el descontrol y la falta de fiscalización de las administraciones.

El texto destaca que han sido detectados varios casos de receptación, hurto, robo con fuerza y apropiación indebida en instalaciones estatales de la salud.

Hay incumplimientos del Manual de Normas y Procedimientos, que llevan a la falta de correspondencia del plan aprobado con las demandas reales solicitadas; así mismo se critican la ausencia de un  análisis adecuado de los consumos, los errores en la distribución y en los despachos.

El informe califica como malo el trabajo de los comités farmacoterapéuticos por no cumplir sus objetivos de asesoría y permitir que “no se cumplan los procedimientos de entrega de recetarios médicos, fundamentalmente en el Hospital Lenin,” y llama  la atención sobre la “prescripción de recetas por complacencia sin que las mismas sean registradas”.

El resultado de la investigación es presentado un año después de la puesta en vigor de una resolución ministerial que aumenta el sueldo a los trabajadores de la salud en Cuba y dentro de las actividades por el día del trabajador farmacéutico, el 22 de noviembre.

A propósito de esta fecha Luis Armando Alarcón Camejo, director general de Laboratorios MedSol, empresa encargada de la producción de medicamentos en Cuba, informó al semanario cubano Trabajadores que “hasta el cierre de octubre la entidad ya ha exportado alrededor de 90 millones de dólares.”


VIDEOS