lunes, 24 de noviembre de 2014

George Mavricos no fue informado de paro en Santiago de Cuba

Ciudadanos en una calle de la ciudad de Santiago de Cuba. Foto: Magaly Norvis.

Por Mario Echavarría Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA, 24 de Noviembre.- “El Derecho a huelga está en peligro. La clase trabajadora ha perdido ríos de sangre luchando por el derecho a la huelga, por eso no es negociable”.

La anterior declaración fue hecha el pasado lunes al semanario Trabajadores, órgano de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC), por el Secretario de la Federación Sindical Mundial (FSM), George Mavricos, de visita en el país.

Seguramente los líderes del sindicalismo oficialista cubano, tan comunistas como el dirigente griego, no le informaron de un conato de huelga efectuado semanas atrás en la sección “Expreso” de los ferrocarriles de Santiago de Cuba, donde los principales reclamos fueron: pagos atrasados, la implementación de los prometidos aumentos salariales y mejores condiciones laborales.

La impotencia ante la incapacidad de una solución, junto a la prohibición de mantener el paro, determinó la entrega de la membresía del Partido Comunista de Cuba (PCC) por parte de 14 de sus 16 miembros, en la referida entidad ferroviaria.
Pasado unas semanas de los inusitados sucesos, el periódico “Trabajadores” abordó el asunto, que afecta al conjunto del sistema de transporte sobre rieles. Según el rotativo:
- Se determinó variar la periodicidad del pago, de quincenal a mensual.
- Al aplicarse una nueva resolución, vinculando el salario a los resultados productivos, muchos centros incumplieron con la prometida estimulación.
- Hubo casos donde se llegó hasta la penalización del salario, fijándolo en el mínimo mensual, equivalente a 225 pesos, moneda nacional, unos 9 dólares al cambio.

En parte alguna del extenso artículo periodístico aparece el derecho obrero a la huelga, al reclamo enérgico ante los dirigentes administrativos; y menos aún, las justas compensaciones contra los daños y perjuicios causados.

Lo máximo que puede leerse es que “No se contó con el colectivo”, “Hay que garantizar que el sindicato tenga participación en el plan” o “El sindicato tiene que actuar e indagar cuáles son las causas y afrontarlas.”

Cuba es miembro de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), organismo adscrito a las Naciones Unidas. La FSM también participa de similar condición. El derecho a huelga y el derecho a la negociación colectiva constituyen pilares del ordenamiento jurídico laboral auspiciado por la ONU.

En las últimas tres décadas el salario medio se duplicó en Cuba, mientras los precios de los productos básicos crecieron entre 10 20 por ciento, en una economía totalmente controlada por el Estado.

Aún así, el despistado dirigente de la FSM se atrevió a decir, y el supuesto periódico de los trabajadores cubanos a publicar lo siguiente:”El socialismo es la única propuesta válida”.


El conato de huelga de los ferroviarios santiagueros constituye la única y válida propuesta, y a la vez noticia sindical.

VIDEOS