jueves, 23 de octubre de 2014

Poblado capitalino se hunde en la miseria

Por Mario Hechavarría Driggs/Hablemos Press.

LA HABANA, 23 de octubre.- Habitantes de Cambute, poblado del municipio capitalino de San Miguel del Padrón, se quejan de la extrema pobreza que enfrentan. Allí no hay servicio eléctrico desde hace un mes por roturas en la planta eléctrica. El agua tiene que ser traída desde grandes distancias, y los casos de dengue hemorrágico y cólera aumentan por día.

“Este  poblado fue  creado por el gobierno para aquellas personas que no tienen vivienda”, dice Sonia de la Caridad Montero, activista de la  Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR). “Carece de alcantarillado, y cuando llueve hay inundaciones y las aguas residuales penetran en las viviendas. Por eso hay tantas personas ingresadas con enfermedades contagiosas”, señaló la fuente.

Cerca de Cambute está el vertedero municipal, donde todas las tardes los camiones recolectores descargan la basura. Allí esperan  los llamados “buzos” (personas que se dedican a buscar en la basura  comida o algo que vender). Los policías los dejan, siempre y cuando les paguen.

También hay un embalse donde se crían peces para el comedor del Gobierno local. Allí no está permitido pescar, al que atrapen le ponen una multa de 1500 pesos y le decomisan los avíos.

Agrega Sonia que las únicas ofertas de empleo son agricultura y servicios comunales. Afirma que la Policía y los inspectores de la Oficina Nacional de la Administración Tributaria (ONAT) hacen operativos semanales para detener y multar a los que se dedican al trabajo por cuenta propia sin licencia. 


VIDEOS