martes, 28 de octubre de 2014

Los que van a morir te saludan

Por Dr. Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 28 de Octubre.- Prácticamente al estilo de los gladiadores, quienes antes de comenzar el combate en la arena, muchas veces mortal para la mayoría, decían “Ave, César, los que van a morir te saludan”; un nuevo grupo de 91 colaboradores de la salud en Cuba partieron hacia África Occidental, para combatir la epidemia de Ébola. Fueron despedidos por Raúl Castro, y otros dirigentes del gobierno, en la Terminal I del Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.

También estos médicos cubanos, como aquellos guerreros y esclavos están destinados a no ofrecer resistencia y afrontar la muerte con dignidad, para así obtener el beneplácito de sus gobernantes, dejándose llevar por el orgullo del que padecen los servidores cuando complacen a sus amos.

Los gladiadores victoriosos recibían en premios palmas, coronas con adornos de cintas, incluso cuentan que en los tiempos del imperio se les daba una cantidad de dinero. Los colaboradores recibirán algún dinero, un auto y quizás hasta una vivienda, cosas que solo están destinadas en Cuba a muy pocos ciudadanos. 

Entre las diferencias existentes entre ambos están, que referente a los gladiadores, el emperador de Roma podía decidir quién moriría en la lucha o seguiría vivo y  en el caso de los médicos colaboradores, el gobernante cubano, no puede decidir quién se contaminará o no, con el mortal  Virus.

Quizás, los que regresen, sin no enferman en medio de la terrible epidemia, tendrán la experiencia para tener mejores decisiones en sus vidas y no exponerla a causa de ningún manipulador que como el César de Roma, solo busca la gloria personal sacrificando a sus súbditos y esclavos.


Dios bendiga a todos esos colegas míos, quienes suman ya más de 200, y por muchas razones han ido hacia esta zona del mundo para colaborar en la erradicación de la epidemia tan letal, que azota a esos países. 

VIDEOS