domingo, 12 de octubre de 2014

Crisis en la línea de metrobuses de la capital cubana

Metrobuses que circulan en la capital. Fotografía del autor.

Por Mario Hechavarría Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA, 12 de Octubre.- La terminal de ómnibus de Santiago de las Vegas, municipio Boyeros, no tiene combustible para sus carros y cuenta con muy pocos choferes.

“De 15 metrobuses, solamente 7 están de servicio, los demás están  parados en el patio”, declaró un trabajador que prefirió no revelar su nombre.

“Nadie quiere ser chofer porque se paga muy poco (450 pesos mensuales –unos 18 CUC-) para un trabajo de tanta responsabilidad”, expresó José Ignacio Martínez Peñalver, mecánico de la Terminal, y agregó: “Otras terminales de la capital tienen el mismo problema: no hay choferes ni casi petróleo”.

En la radio y la televisión el Ministerio del Transporte realiza una convocatoria para los interesados en trabajar en Ómnibus Urbanos. Los requisitos: licencia de chofer de rastra, categoría primera, cinco años de experiencia y buena salud. 

En los talleres de Boyeros hay 12 guaguas (autobuses) rotas. Todas con asientos, ventanillas y parabrisas destruidos, necesitan bombas de freno y neumáticos, entre otros males. “Aquí no hay piezas de repuesto, y el Estado tiene que comprarlas en el exterior, pero no hay dinero”, dicen los mecánicos.

A pesar del envío gratuito de petróleo procedente de Venezuela, el Estado cubano se ha visto obligado a trazar un plan de ahorro  energético: Renovar los indeseados apagones y suspender por varias horas el aire acondicionado de las empresas estatales y las Tiendas Recaudadoras de Divisas (TRD).

VIDEOS