lunes, 8 de septiembre de 2014

Permiten llevar alimentos a estudiantes en las escuelas cubanas

Estudiantes de primaria y pre-universitarios esperan por un trasporte. Foto: Hablemos Press.

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 8 de Septiembre.- Entre las nuevas medidas tomadas por la actual administración para el curso escolar (2014-2015), está la que autoriza a los padres a llevar alimentos a sus hijos mientras estos se encuentran en la escuela, o que vayan a sus casas en horario de almuerzo.

Lo anterior, ha sido ampliamente divulgado en los espacios noticiosos.

Al parecer, el Estado ha reconocido que la alimentación suministrada a los estudiantes no es suficiente para que crezcan saludables. En cursos pasados, llevar el almuerzo estaba prohibido, aunque muchas veces se hacía a escondidas. En las Secundarias Básica solo daban una merienda fuerte para enfrentar la doble sesión de clases.  

Los estudiantes de escuelas primarias llevaban un “refuerzo”, y en cuanto a eso, algunos maestros prohibían que contuvieran carnes, para evitar desigualdades. Solo se permitían croquetas, huevos o salchichas.

A partir del Período Especial, la alimentación del pueblo cubano ha sufrido grandes y desfavorables cambios. Los más afectados han sido los menores de edad.

El Estado reconoce que la falta de una buena nutrición ha provocado que disminuya la estatura de los nacidos en este período. Sobre todo, debido al marcado déficit alimentario que sufren las madres durante el embarazo.

Organismos internacionales como la FAO, refieren que en Cuba hay un buen nivel nutricional. Esta opinión contrasta con la realidad. Es evidente que la mayoría de los niños en escuelas primarias y secundarias presentan un peso y una talla por debajo de la que deben tener para su edad. A simple vista, se observa la delgadez generalizada.  

Consumir cotidianamente carnes, pescado, vegetales y frutas, es un privilegio de muy pocos en esta isla, donde los padres tienen que arreglárselas con sus salarios para alimentar a sus hijos.

El factor económico es una de las principales causas de la desnutrición infantil en el mundo.

En Cuba, donde el salario medio es de 300 a 600 pesos (15-25 dólares), no alcanza ni siquiera para que una sola persona pueda almorzar adecuadamente.  

VIDEOS