miércoles, 3 de septiembre de 2014

Lunes de beisbol, critica tabú que imponen comisarios del castrismo

Por Carlos Ríos Otero/ Hablemos Press.

LA HABANA, 3 de Septiembre.- El lunes es el día literalmente más caliente de la plática beisbolera que la fanaticada razona en todas las peñas de los parques en la Isla, dado que cada domingo en la noche el canal oficial Tele-Rebelde Deportes ofrece una panorámica del béisbol profesional del mundo, de las ligas Taipéi, Corea del Sur, Japón y EE.UU.

Tele-Rebelde Deportes, excluye la información de los cubanos que juegan el béisbol profesional en la gran carpa de EE.UU. Los conductores son Modesto Agüero y Rodolfo García.

En la Peña del Parque Central, en la capital, las reflexiones son muy incisivas.  La fanaticada reprocha el silencio oficial que imponen las autoridades sobre los cubanos que juegan béisbol profesional en la diáspora; se conoce que la misma reflexión se realiza en toda Cuba por fanáticos de paso, que visitan al Parque Central.

La fanaticada del béisbol se reúne en la Peña del Parque Central para madurar, pronosticar y especular sobre la próxima Serie Nacional, y no pasan por alto los cubanos que juegan en la diáspora.

Es charla pelotera, como nombran los isleños acá al beisbol; están al tanto de los nacionales que juegan en la gran carpa Yankees, y cada cual trae el último lance que se avisa por la red TV, del cable ilegal que pulula en La Habana.

La información viene de las televisoras  del sur de la Florida,  que captan las antenas satelitales y proliferan por una red de cables en las azoteas entre edificios, presentes en todos los barrios metropolitanos de la capital.

La TV por cable en Cuba es ilegal. A los televidentes se les castiga con altas multas y los anteneros son sancionados por “Enriquecimiento ilícito”, “Asociación para Delinquir” o “Propaganda Enemiga”.

Sin embargo, Tele-Sur, televisora gubernamental de Venezuela -vista en Cuba durante 15 horas diarias-, en la sección Tele-Sur Deportes, cada semana informa el record de los jugadores venezolanos de béisbol que juegan en las ligas profesionales y en las Ligas Mayores de EE.UU;  inclusive, brindan datos de sus glorias deportivas en esa disciplina.

Lunes de béisbol, critica el tabú que imponen los comisarios políticos del castrismo y se ironiza, que es una especie de síndrome Yankee Stadium; en fin, un tabú de los valetudinarios del Palacio de la Revolución.

Tito, un cincuentón, expresa: “los del Palacio de la Revolución son viejos jacobinos que nadie los va a mudar de aires; yo, me la juego con el cable ilegal  y me conecto con la TV de la Florida, me las sé todas: corrupción, deportes, y los millonarios del clan Castro. 

Yasser, un joven pinareño, fanático del equipo campeón, dijo: “señores, el comunismo es una micra de mierda nitrogenada; el castrismo ha arruinado el pasa tiempo nacional”.

Mientras los bancos de cinéfilos de la red subterránea capitalina, graban en DVD y retroalimentan  a “mulas”, que vienen de toda la Isla,  se informan de lo último que sucede en Cuba, incluso entre bastidores, sobre la vida de la élite del poder que rebota a la Isla.

Los isleños conocemos por el sur de la Florida los pasos del último talento del béisbol cubano, llegado a las Grandes Ligas. Por ejemplo, el ex primera base de la novena de Cienfuegos de la Liga Nacional, José “Pito”  Abreu, que ya va por 31 jonrones.

Todos los medios de comunicación son del gobierno, bajo la  tutela del omnipotente DOR (Departamento de Orientación Revolucionaria).


El béisbol, es el pasa tiempo nacional de los pueblos de Venezuela y Cuba. Lunes del beisbol, es el día más caliente de la cháchara beisbolera cubana.

VIDEOS