sábado, 6 de septiembre de 2014

Damnificados en Cuba sobreviven gracias a la ayuda de Cáritas

Una anciana en el balcón de una edificación deteriorada. Foto: Hablemos Press. 
 
Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA, 6 de Septiembre.- Damnificados de un derrumbe ocurrido el año pasado en el municipio capitalino de Centro Habana, sobreviven gracias a la ayuda de “Cáritas internacional”, organización humanitaria de la Iglesia Católica.

Ellos, fueron ubicados por la Dirección Provincial de la Vivienda en un “albergue de tránsito”, ubicado en Monte y Antón Recio, con unas condiciones que pudieran calificarse de infrahumanas. El lugar carece de agua potable y de servicios sanitarios, y los habitantes tienen que hacer sus necesidades donde se pueda. 

Las familias viven separadas unas de otras por pedazos de cartón y tendederas de nylon. Con ellos, hay una docena de niños y varios ancianos.
“Cáritas” los ayuda con  medicinas, ropas y alimentos. Gracias a esta organización han podido sobrevivir en ese ambiente adverso. 

“El Poder Popular nos envía un refresco y un pedazo de pan para el desayuno, mientras que para el almuerzo y la comida nos entregan una cajita con arroz, picadillo de soya y boniato. Los niños y ancianos tienen garantizada la leche diaria, gracias a la iglesia católica”. Manifestaron  los damnificados.

Cáritas es una organización dedicada al combate contra la pobreza, la intolerancia y la discriminación, fundada en 1867 en la ciudad alemana de Friburgo. Su financiación proviene de donaciones. En Cuba, llevan veintiún años trabajando y ayudando a los más  necesitados. 

En La Habana, el gobierno no construye viviendas ni repara desde el año 1991, fecha en que comenzó el Periodo Especial. Sin embargo, el Estado no deja de construir nuevos hoteles y residencias lujosas para intereses extranjeros.

VIDEOS