martes, 9 de septiembre de 2014

Autoridades engañan a prisionero político cubano sobre su liberación

Abreu antes de ser encarcelado. 
El estado de Abreu en su anterior huelga de hambre. Foto cortesía de la familia.

Por Arian Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA, 9 de Septiembre.- El prisionero político Marcelino Abreu Bonora asegura haber sido engañado una vez más por altos jefes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) y el Ministerio del Interior de Cuba, que prometieron liberarlo en el mes de agosto.

El hecho nos remite a ocho meses atrás, cuando Abreu realizaba una huelga de hambre que estaba poniendo en peligro su vida. Luego de 133 días sin ingerir alimentos, presentaba afectaciones cuyas secuelas aún hoy persisten, tales como: dolores en los pies y la cabeza, temblores en el brazo derecho, intolerancia a las temperaturas frías, entre otras.

Afirma el recluso que, ante la inminencia de un desenlace fatal y por el temor de las autoridades a un escándalo político, recibió en aquel momento una visita de jefes del DSE y el Ministerio del Interior que le propusieron concederle la libertad en el mes de agosto a cambio de que abandonara la huelga. 

Los días 3 y 4 del presente mes, se presentaron en su celda, los Generales Ramiro y Arboláez (de la Seguridad del Estado), el Coronel Eloy (según él, jefe de Villa Marista, sede de la Seguridad del Estado) y el Mayor Luis Emilio, del Ministerio del Interior, asegurando que cumplirían su palabra “pero que les diera unos días”.

Hasta la fecha, Abreu aún se encuentra bajo custodia en la Sala de Penados del Hospital Militar Carlos J. Finlay. 

Libertad o muerte

Abreu Bonora aseguró a Hablemos Press ―vía telefónica― que “en la próxima visita familiar ultimaré detalles, principalmente con mi madre, mi hermana, mi esposa y mis hijos. Esta vez emprenderé una huelga definitiva y mi consigna será: Libertad o muerte”. 

Marta Lidia Velásquez Reyes, esposa de Abreu, dijo al ser consultada por  Hablemos Press, vía telefónica, que “las autoridades prometieron darle la libertad en agosto cuando recobrara un poco la salud, pero han pasado ya ocho meses y nada, y desde que culminó agosto no he tenido noticias de él”.

“Si mi esposo inicia otra huelga no habrá marcha atrás. Sus condiciones de salud no soportan una huelga más. Eso va a ser un suicidio”.

Se sienten engañados

Velásquez Reyes, quien reside en el reparto Raúl Sancho,  provincia Villa Clara, dijo: “Voy a tener que solicitar una entrevista con las autoridades en La Habana, porque hace tiempo esperamos que cumplan su promesa de permitirle la libertad inmediata, pero han mentido una vez más, han jugado con su vida”.   

Hablemos Press no ha podido localizar a Mayra Abreu Bonora, hermana de Abreu, ni a otros familiares residentes en el municipio Caibarién, provincia Villa Clara, para conocer su opinión acerca de la nueva huelga que iniciará Abreu.

Hugo Damián Prieto Blanco, líder del Frente de Acción Cívica Orlando Zapata, organización en la que milita Abreu, dijo que todos han sido engañados, una vez más, por las autoridades cubanas a las que se les dio un boto de confianza.

Arresto y condena

Abreu fue detenido el 13 de agosto de 2012 por la Policía Nacional al gritar consignas contra el sistema comunista y en defensa de los derechos humanos, en la céntrica calle Obispo, en el municipio capitalino Habana Vieja, el mismo día que el ex gobernante Fidel Castro cumplía 86 años.

Fue llevado a juicio en dos ocasiones, una de ellas el 29 de agosto de 2013, el cual no se pudo realizar debido a la presión de grupos opositores. Se le acusa de Atentado a la figura de Fidel Castro.

Las autoridades determinaron condenarlo sin haberse realizado una vista oral. El tribunal decidió condenarlo primeramente a 9 años y debido a sus prolongadas huelgas le bajó la condena a 4, pero al insistir le dijeron que sería liberado en agosto del 2014.

En Cuba ―según un registro que lleva Hablemos Press―, actualmente hay más de 80 activistas presos, que en reiteradas ocasiones  realizan huelgas de hambre para reclamar sus derechos.

VIDEOS