martes, 19 de agosto de 2014

Nuevo momento de la economía azucarera cubana


Machado Ventura en vivita al CAI Mella. Fotografía tomada de Granma.

Por Carlos Ríos Otero/ Hablemos Press.

LA HABANA, 19 de Agosto.- En meses recientes, la zafra azucarera 2014
concluyó la faena con un superávit del 4 % en volumen, solo significa
64 000 toneladas.

Solamente el Complejo Agro Industrial (CAI) Mella, otrora Miranda, en
zafras discapacitadas producía este volumen.

En 1958,  el Mella produjo 624 023 sacos de 250 libras unas 69 000
toneladas. Datos -The Gilmore- manual azucarero de Cuba 1959.

La zafra 2013, según dato oficial, fue de 1 600 000 (un millón
seiscientas mil ton.) y se proyectó crecer el 15 % para el logro de un
volumen de azúcar de 240 000 ton en demasía y acumular 1 820 000
toneladas.

Volúmenes de principio siglo XX en que la Isla cifraba 2 millones de habitantes.

El grupo empresarial azucarero AZCUBA, otrora MINAZ han planeado
obtener un ritmo del 15 % crecimiento cada año durante el quinquenio
2013-2018 y lograr al cierre del quinquenio al menos 3 millones 900
mil de ton.

Sin embargo, el descalabro de la recién concluida zafra les obliga
planear producciones superiores en 23 % de crecimiento para suplantar
la caída del 2014. Según expertos del rubro azucarero, incluso
profesionales de AZCUBA, no es posible crecer al ritmo exigido por el
estado técnico de la rama industrial.

La industria se descubre tecnológicamente descapitalizada y necesita
una inversión de al menos 7 mil millones de dólares para modernizarla
y lograr indicadores de eficiencia similar a la última contienda que
administraron los dueños de ingenios, zafra1960.

La industria durante estos últimos 20 años la Norma Potencial ha
estado por debajo del 65 %. El indicador industrial de conversión de
azúcar es menor al 10,5 % y fue superior al 12 %.

La germinación de las nuevas plantaciones no supera el 60 %  y no
existen bancos que certifique la calidad de la semilla. Los
rendimientos agrícolas no superan 45 ton/hec. la media mundial es de
70 ton/hec. según la FAO.

No existe un equilibrio de variedades para el corte que garantice el
alto contenido de azúcar, incluso las existentes el Pol (azúcar en la
caña) no supera el 10,3 % además la materia verde llega con atraso a
los molinos, de dos a cuatro días por causa de varios factores:

Éxodo de operarios:

La infraestructura vial caminos y la vía férrea es un caos que se
encuentra deteriorada provocando alto por ciento de  roturas en el
transporte de tiro de zafra, afectando la poca disponibilidad de
repuestos. Mientras las reparaciones son deficientes por el éxodo de
operarios y mecánico. La inestabilidad de la fuerza de trabajo que se
halla en nómina, en parte por salarios deprimidos y una moneda que no
tienen respaldo en los comercios de divisas.

Otro evento negativo es la quema de cañaverales, que provoca también
la reducción del % de sacarosa en el proceso industrial. Oficialmente
los eventos de hogueras se achacan a negligencias y oficialmente
nombrado -indisciplinas sociales- aunque se comenta que muchos son
actos de sabotaje.

La hacienda cañera se encuentra en anarquía perenne, más del 50 % del
área estatal se encuentra invadida de la planta invasora marabú en
tupido bosque. Aunque, se entregan tierras a campesinos por el Decreto
Ley 259- Tierras en Usufructo- que no entrarán en producción al menos
en 4 años.

Por otra parte, Fidel Castro, ordenó en la década 1998 al 2008 en la
administración del sector por los militares, convertir 71 ingenios en
chatarra de los 156 existentes, de los 86 en pie, sólo 56 a media
capacidad producen azúcar.

Es del dominio de los azucareros, que los militares gestionaron las
ventas de la chatarra y las aleaciones de: cobre, bronce, aluminio y
nique en rodamientos que fueron ofrecidas a una compañía japonesa.
Generales y coroneles clavaron las comisiones en cuentas bancarias.

ccuban2000riosotero.sopoha@gmail.com

VIDEOS