miércoles, 20 de agosto de 2014

Marginalidad: Una mirada al deterioro de la sociedad cubana


Por Roberto Fernández/ Hablemos Press.


SANTIAGO DE CUBA, 20 de Agosto.- La marginalidad es el efecto del
desplazamiento forzado de las personas, tanto material como
psicológicamente. Tiene lugar dentro del espacio concreto de la
sociedad, y su índice indicará cuán decadente o próspera será esta.

En el caso de Cuba ¿quiénes son los marginados? En su mayoría se trata
de campesinos pobres y vecinos de la periferia, los cuales muestran
una gran exclusión económica, política y social. En otras palabras, el
desplazamiento forzado es uno de los factores, y a su vez uno de los
resultados, de la profunda inequidad, de la injusticia que caracteriza
a este país.

Es por eso que las poblaciones desplazadas son violentas y violentadas
por las autoridades. Emigran a las grandes ciudades y entran en
contradicciones debido a su condición económica decadente, y al
establecimiento de una relación con el medio signada por la
supervivencia, y en estas condiciones también realiza prácticas de
tipo marginal, como la mendicidad, el delito, o el trabajo ilegal.

Autoridades de la Dirección de Planificación en el territorio, apuntan
que actualmente no existen hogares pobres en Cuba. Se considera así,
si en sus cuatro integrantes el ingreso mensual está por debajo de los
100 pesos.

Asimismo, afirman que en el periodo de julio de 2012 a junio de 2013,
la pobreza extrema se redujo en 0,3 puntos porcentuales, del 10.4  al
10.1 %, lo que representa 64 mil personas que salieron de este
segmento.

De acuerdo con las estadísticas del Departamento de Planificación
Física y la Dirección Provincial de la Vivienda en el territorio, una
familia está en la pobreza extrema cuando sus ingresos no llegan a
366.755 pesos. En el año comprendido entre julio de 2013 y junio de
2014, a nivel nacional el porcentaje de personas en situación de
pobreza fue de 32,2 %, en las cabeceras de provincia de 28,0%, y en el
resto de 46,0%.

Las grandes diferencias de desarrollo entre las zonas urbanas y el
sector rural del país se han incrementado, a pesar de los esfuerzos
por reducir la condición de pobreza entre los cubanos.

VIDEOS