viernes, 22 de agosto de 2014

La calidad de los servicios médicos cubanos


Clínica Cira García. Foto archivo de Hablemos Press.

Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA, 22 de Agosto.- Trabajadores y pacientes del Hospital Psiquiátrico Mercedes Sirvén Pérez, ubicado en el municipio Gibara, de la provincia Holguín, se han visto obligados a abastecerse de agua a partir de cubos, debido a una rotura en el motor de la turbina que ya se extiende a una semana. 

La grave situación ha provocado que los pacientes ingresados pretendan marcharse de la instalación, por el temor a contraer enfermedades provocadas por la falta de higiene. 

La administración del hospital aseguró, en el momento de la rotura, que antes de una semana sería resuelto. Los trabajadores aseguran que el problema es serio, y que posiblemente haya que cambiar todas las líneas de suministro.

El Hospital Mercedes Sirvén es el único de su tipo en la provincia Holguín. Se encuentra ubicado en el kilómetro 1 del camino a Las Caobas, y tiene capacidad para 150 camas, distribuidas en 7 salas. En un inicio, su objeto social era la rehabilitación de personas con afecciones psiquiátricas crónicas. Ahora, se les da atención a alcohólicos y vagabundos.

En Cuba, quienes ingresan en un hospital deben llevar un cubo para bañarse, ventilador, sábanas, cubiertos y, sobre todo, comida,  porque el sistema médico no cubre estas necesidades.

Sin embargo, la atención que recibe  un ciudadano extranjero en un centro internacional de salud como las Clínicas “Cira García” o “La Pradera”, equivale a un hotel de altos niveles.

VIDEOS