viernes, 15 de agosto de 2014

Desempleados cubanos se convierten en vendedores ambulantes

Una mujer vende artículos usados en la calle Galeano de La Habana.

Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.

LA HABANA, 15 de Agosto.- Diversos grupos de vendedores ambulantes
están ocupando  los  portales  de la capital  para vender  todo tipo
de artículos.  Estas personas, son el resultado del llamado plan de
reordenamiento laboral,  implementado por el gobierno, que ha afectado
 a miles de trabajadores que han perdido sus empleos.

En la calle Corrales, Habana Vieja, pueden verse  a estos
"trabajadores de la economía informal",  que pugnan  por liquidar toda
una gama de productos que van desde los de  uso personal, hasta
religiosos.

Caminan  por toda la ciudad  sin necesidad de tener  un local
específico, ofertando  sus mercancías a bajos precios. El Estado no
permite que se instalen en pequeños Kioscos o que pongan una mesa para
exponer sus productos.

Algunos dicen que la policía se hace de la vista gorda porque recibe
sobornos de los muchos  que se dedican a este negocio.

La  venta  ambulatoria  se ha  expandido  por  lugares públicos, como
  hospitales, terminales de pasajeros, escuelas etc.  Su sola
presencia  se ve problemática y molesta  porque no  pagan  impuestos
al Estado, como  hace el cuentapropista legalizado.

Sin embargo, los bajos precios y el fácil acceso a sus productos
hacen de él una alternativa rentable y eficiente para gran parte del
mercado consumidor.

VIDEOS