miércoles, 16 de julio de 2014

El ramadán en Cuba



Por Mario Hechavarria Driggs/ Hablemos Press.
La Habana, 16 de Julio.- Musulmanes cubanos celebran el mes del Ramadán, treinta días de ayuno y oración de carácter obligatorio en la religión Islámica. El ayuno comienza a las 7:30 am hasta la puesta del Sol. Los creyentes se reúnen en el edificio de la Unión Árabe de Cuba, ubicado en la calle Prado y Colon del municipio Centro Habana, donde reciben estudios de un maestro suní. La entrada al edificio es controlada por oficiales del departamento# 3 Religión y Cultura, que ¨supervisa¨ los asuntos religiosos de la nación cubana.
El departamento # 3 es dirigido por la señora Caridad Diego del Partido Comunista de Cuba. Ella es la que autoriza las reparaciones o construcciones de templos en Cuba. Además de otorgar el derecho de comprar un auto y los permisos de entrada y salida de religiosos nacionales y extranjeros.
En Cuba la rama del islam más extendida es la Suní, grupo musulmán mayoritario a nivel mundial. Los suníes cubanos tienen el apoyo de la embajada del Reino de Arabia Saudita. La misma ha repartido de forma gratuita miles ejemplares del sagrado Corán y otros libros por todo el país.
Los suníes reciben su nombre debido a la importancia que dan a la Sunna, colección de dichos y hechos atribuidos a Mahoma y transmitidos en forma oral. O sea que no sólo se basan en el Corán sino también en la Sunna, lo cual permite adaptar el Corán a las exigencias de la época.
Para ayunar hay que estar saludable, bien sea hombre o mujer. En lo que respecta a la mujer, debe estar fuera de la menstruación. Por lo tanto, no debe ayunar el enfermo mental, ni el menor, ni la mujer durante la menstruación, así como la embarazada, la que está amamantando, ni los ancianos débiles.
Los menores de no están obligados a ayunar, se aconseja a los padres que los animen a hacerlo para que se acostumbren y lo puedan practicar sin mucha dificultad cuando sean mayores. Lógicamente, tienen que estar sanos y poder hacerlo sin repercusiones adversas.
La recuperación de los días desayunados o anulados durante el mes de ramadán no tiene por qué ser inmediatamente después de dicho mes, sino que dispone del periodo que se extiende desde que finaliza el actual mes de ramadán hasta que empieza el siguiente.
Aunque en Cuba no hay mezquitas, solo salas de oración, la religión Islámica se muestra con acelerado crecimiento por el intenso proselitismo que realiza. Algunos avizoran a la nación cubana como país islámico dentro de unos pocos años.

VIDEOS