martes, 17 de junio de 2014

Yamilé Brito: el asesinato de mi hijo ha quedado impune

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA, 17 de Junio.- Hace dos años el hijo de Yamilé Brito Plagaro, natural de la provincia Villa Clara, fue atropellado por una rastra. En la actualidad, el chofer no ha sido juzgado por los tribunales cubanos, que se auto titulan: “los más justos del mundo”. Hablemos Press conversa con la madre, quien se ha acercado a nuestra agencia para denunciar las irregularidades del caso.

HP: Sabemos que acudió usted a los activistas por los Derechos Humanos, ¿por qué?

YB: Hace unos días, me dirigí a Damaris Moya Portieres (activista por los Derechos Humanos) en busca de ayuda. Quedamos en que me ayudaría a entregar varios papeles en la Fiscalía para que se abra el caso; por considerar que fue turbio y nebuloso desde el principio. Todo, desde el momento del accidente, el perito, el instructor que llevó el caso, el fiscal, todo estuvo nebuloso.

HP: ¿Y luego?

YB: El martes pasado íbamos a la Fiscalía, pero resulta que tienen presos a todos los activistas de la provincia. No hay nadie que me acompañe y esto está lleno de policías por todos lados.

HP: ¿Por qué dice que hubo nebulosa en el caso?

YB: Son demasiadas irregularidades. No aparece por ningún lado el nombre del perito que estuvo en la escena del accidente. El cuerpo de mi hijo fue corrido de lugar.

Uno de los testigos, el primero que el carro impactó antes de golpear a mi hijo, declaró a favor del rastrero. Claro, él fue indemnizado porque la rastra solo lo tumbó, pero pudo haberlo matado.

El otro testigo es amigo del rastrero, y fue unos de los que vio todo. Ese fue comprado, los han visto comiendo junto y todo.

Luego buscamos otro testigo; la maestra que desde la escuela vio todo. Pero resulta que también está metida en casa del rastrero y son amigos íntimos, es decir, todos se han ido haciendo una piña y yo sé que es por dinero y comida.

HP: ¿Cuando sucedió el accidente?

YB: Va para 2 años y nunca se hizo juicio. Ni juicio ni justicia. El asesinato de mi hijo, sí, porque así lo catalogo, ha quedado impune. 15 días después del accidente el rastrero ya estaba manejando. Pasaba incluso por delante de mi casa, lo cual es una burla.

HP: ¿Las autoridades no le han dado respuesta a su acusación?  

YB: Mi esposo se ha quejado hasta en la Fiscalía General de la República, y lo único que dan son papeles, papeles y más papeles.

HP: ¿Qué hacía su hijo en el momento del accidente? 

YB: El niño salió de la casa; iba a comprar unos refrescos. La rastra, lo golpeó por la espalda. Le dio dos metros o más abajo de la carretera, y en sentido contrario al conductor. Así que tuvo que haber cruzado a la senda contraria. Iba a 20 kilómetros por hora, casi parada, pero me lo desbarató.

HP: ¿En qué lugar ocurrió?

YB: En el poblado Antón Díaz, kilometro 293, en la provincia Santa Clara.

HP: ¿Recuerda la fecha exacta en que ocurrió?

YB: El 4 de agosto del 2012.   

HP: ¿Y el rastrero nunca estuvo detenido?

YB: No, ni juicio le celebraron, no hubo nada.

HP: ¿Ni lo detuvieron?

YBP: Quizás dos o tres días.

Yo no lo conozco, si lo conociera, ya hubiese hecho justicias con mis manos. Es que no vivo, tengo un plan para los nervios, estoy enferma  por esto que siento de no poder hacer nada. Estoy atada de pies y manos. Nadie me oye.

HP: ¿Cuál era el nombre de su niño?

YB: Yusliani Ríos Brito, tenía 17 años recién cumplidos.

HP: ¿Y el rastrero, donde vive?

YB: En el poblado Esperanza, en Santa Clara.

Yamilé Brito Plagaro vive en: Kilometro 293, No. 89, poblado Antón Díaz, Santa Clara. Tiene 36 años de edad. Y su teléfono es +5353206209.

VIDEOS