viernes, 13 de junio de 2014

Recreación para el pueblo: problema a resolver por el gobierno cubano

Por Eduardo Herrera / Hablemos Press.

LA HABANA, 13 de Junio.- La recreación en Cuba es uno de los tantos problemas que presentan los ciudadanos. El estado aun no ha logrado la solución de esta situación, a lo largo de más de 50 años en el poder.

Disfrutar del tiempo libre, según el gusto de cada cual, es prácticamente imposible. Primero, por los precios en los sitios recreativos, que no se corresponden con los salarios y, por otra parte, por la escasez de lugares recreativos acordes a nuestras costumbres.

Antes del año 1959 existían muchos espacios: clubes, cabarets, sociedades y parques de diversiones, donde solían ir las personas a divertirse según sus posibilidades. Luego, la mayoría de estos lugares se fueron deteriorando hasta llegar a la destrucción por falta de mantenimiento, y por el desinterés gubernamental.

Lo cierto es que la población trabajadora no tiene el esparcimiento necesario para disipar el agotamiento y el estrés producido luego de las jornadas laborales. Por esta razón, el gobierno cubano debe garantizar el derecho al disfrute en el tiempo libre de sus ciudadanos.

La prensa oficial asegura que la cantidad de turistas extranjeros aumenta, pero los lugares que visitan ellos en la isla son privativos de ellos mismos, mientras que la mayoría de los trabajadores cubanos, con sus salarios mensuales entre 300 y 700 pesos (12 y 35 dólares) no pueden acceder a estos sitios.

La Televisión nacional, en el espacio “Con Sentido Propio” del programa Buenos Días, abordó el tema de la recreación. En él, las personas entrevistadas, en su mayoría, se refirieron a que los precios están muy altos y a la cantidad de sitios es insuficiente.

En las temporadas de verano comienza la etapa vacacional, en la cual, la mayoría de los trabajadores en Cuba quisieran pasarlo en las bellas playas de la isla, disfrutando de las bondades de la naturaleza, u hospedados en uno de esos hoteles construidos por nuestros propios ciudadanos. Sin embargo, no es interés del Estado que esto se cumpla.

VIDEOS