martes, 17 de junio de 2014

Los que “nacieron para ser felices”

Por Yeander Farres Delgado/ Hablemos Press.

LA HABANA, 17 de Junio.- La consabida frase de nuestro Apóstol Nacional José Martí, que reza “los niños nacieron para ser felices”, resulta ahora mismo un sueño difícil de lograr para este país.

Las jugueterías cubanas se encuentran rebosadas de productos de baja calidad, pero altos precios. Y los padres, que pasan frente a las vidrieras con sus hijos de la mano, no saben cómo explicarles que con el dinero de su trabajo no alcanza para comprarles juguetes.

Algunos, sin darse cuenta, entran con sus hijos a estas tiendas, y ya dentro es demasiado tarde. Quienes “son la esperanza del mundo”, según rezara también el Apóstol, sufren una amarga lección: somos la esperanza de un mundo donde los niños no tienen con que jugar.

¿Cómo le explicaría un padre a su hijo que su sueldo de aproximadamente 20cuc mensuales, no alcanza para que coma la familia, y mucho menos para juguetes?

Un padre no sabe qué decir cuando llega el Día de los Reyes Magos y su hijo le pregunta por un regalo. ¿Acaso debería decirle que Santa Claus se olvidó de su cumpleaños, o peor, que Santa Claus se fue en una lancha buscando tierras mejores?

VIDEOS