martes, 24 de junio de 2014

La cárcel cubana: sin margen a la libertad


Por Zahira Castro Casals/ Hablemos Press.

LA HABANA, 24 de Junio.- En un artículo publicado por el Organo Oficial del Partido Comunista, periódico Granma del martes 6 de mayo del año en curso, se afirma que los Estados Unidos tienen la mayor población carcelaria del mundo: 2,2 millones de personas tras las rejas; casi el 25% del total mundial de reclusos.

Cuba, sin embargo, cuenta con más de tres prisiones por provincia. Solo en la capital, existen seis centros penitenciarios y alrededor de 16 campamentos de trabajo forzado.

Según organizaciones independientes más de 55 mil cubanos, se encuentra recluido en prisiones cerradas, campamentos, asentamientos, centros de menores o prisiones para mujeres. Si les sumáramos los que cumplen prisión domiciliaria o sanción de obligatoriedad laboral, entonces, según la misma fuente, la cuantía se elevaría hasta 70 mil prisioneros.

Quedan excluidos las personas de avanzada edad, los niños, el ejército de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), el Ministerio del Interior (MININT) y una pequeña parte de la población civil. 

El sistema de represión cubano, está complementado por jueces, fiscales, la policía, la Contrainteligencia, etc.

“El cubano desde que se levanta está delinquiendo”, escuché decir a un amigo. Casi no se puede respirar sin cometer un delito, y la precariedad económica de la población, obliga a vivir al margen de una Ley que no deja espacio a la libertad.

VIDEOS