miércoles, 11 de junio de 2014

Cuentapropistas, áreas de trabajo y el parlamento cubano

Por Yeander Farres Delgado/ Hablemos Press.

LA HABANA, 11 de junio.- Desde hace unos 15 días, inspectores de Planificación Física del municipio Habana Vieja realizan una labor que ellos mismos designan como “limpieza”, que consiste en eliminar de las calles todos aquellos vendedores particulares que no convienen hagan en estas zonas su trabajo.

En este caso, se trata de los alrededores del capitolio, lugar en el cual próximamente tendrá su sede el Parlamento Cubano.

Los inspectores que llevan a cabo esta tarea, primeramente multan a los trabajadores con sumas de 250.00 pesos, y les orientan retirarse del lugar, sin recomendarles otra área de trabajo.

Según ellos, la instancia encargada de ubicar a estos vendedores es la oficina del Plan maestro, perteneciente al Historiador de la Ciudad, pero que en este momento no están dando esos “autorizo”.

Cualquier trabajador que se niegue a retirarse del lugar, puede ser sacado a la fuerza por el Ministerio del Interior, que apoya a estos funcionarios estatales.

El fenómeno de los vendedores en las calles de la capital, que generalmente operan sin licencia, pero también muchas veces violando las más elementales normas de higiene y calidad, responde a la dura situación económica que sufre la población. La cual, como una opción desesperada se lanza a las calles a tratar de vender cualquier producto para subsistir en el día a día.

VIDEOS