martes, 24 de junio de 2014

Agreden a otros miembros de la organización Pastores por la Verdad

Redacción de Hablemos Press.

LA HABANA, 24 de Junio.- Arianna Cedeño Muñagorri, miembro de la organización religiosa tunera Pastores por la Verdad, ha venido sufriendo, desde hace algunos meses, las agresiones físicas y verbales de un ex-presidiario que, según la propia víctima, trabaja al servicio del Departamento de la Seguridad del Estado.   

El agresor, que habita el apartamento inferior a su domicilio, “es un ex-presidiario sumamente agresivo, que no deja de molestarnos a mí y a mi familia”, explica Cedeño.

Existen pruebas de que este individuo golpeó con una mandarria el suelo de la terraza (el techo de la suya) hasta romperla, con el propósito de penetrar en el apartamento y agredir a la familia, integrada además por el esposo y sus dos hijos pequeños.

El caso fue llevado a los tribunales y solo le fue impuesta una multa ínfima al delincuente.

“En una ocasión nos arrojó tomates y pedazos de viandas en mal estado mientras subíamos las escaleras del edificio. Íbamos con nuestros pequeños”. Esto solo le costó una advertencia en los tribunales”, agrega la opositora.

Ataques de este tipo se vuelven cada día más frecuentes contra los opositores cubanos. Distintas organizaciones reconocen en ellos el mismo modus operandi, y el objetivo oculto de provocar respuestas violentas para levantarles causas judiciales.

El pastor José Miguel Ramírez Pérez, presidente de Pastores por la Verdad sufrió hace unas semanas un ataque a unas cuadras de su casa, a manos de cinco individuos desconocidos que luego desaparecieron, sin dejar rastro, tan solo algunas injurias de corte político.

VIDEOS