martes, 13 de mayo de 2014

Carta de Ramón Alejandro Muñoz González

2 de Mayo del 2014, La Habana, Cuba

Yo Ramón Alejandro Muñoz González, ciudadano cubano, estado civil  casado, 12 hijos, CI.62081004504, vecino de calle 118 número 4525 entre 45 y 47, municipio Marianao, La Habana, Cuba, recluido en la prisión de máxima Seguridad Combinado del Este, edificio número 3, segundo piso Sur, compañía 3212, destacamento número 29:

Les hago saber a las representaciones No Gubernamentales y Gubernamentales,  y de la oposición que quien les habla está siendo fuertemente reprimido por las máximas autoridades de la prisión Combinado del Este, ordenado y orientado por la Seguridad del Estado cubano.

Son constantes los ataques de reclusos, ordenados por estos sujetos y como consecuencia de la misma comenzaré, una protesta de 90 días para que cesen estos ataques contra mi persona, espero que de no tener contacto telefónico con mis hermanos de la oposición y familiares pues averigüen, pues de ellos quererme llevar a la celda, me declararé en huelga de hambre.

Cosa esta que las autoridades del gobierno están provocando para de esa manera asesinarme ya que esta es la forma y el método que ellos tienen para librarse de las personas que los enfrentan, según declaraciones del Mayor Miguel Guerra Montero, quien me comunicó que por orden del General Marcos tenía que estar muy controlado.

Sé que esta huelga de hambre puede costarme la vida, pues para que la historia no se repita nunca, le he comunicado a mi familia que mi cuerpo en caso de fallecer fuese incinerado.

Pues tomaré todas las precauciones necesarias antes de esta difícil y riesgosa decisión, espero no sea en vano esta sacrificio, pues estoy decidido. Llevo dos años y dos meses a la espera de un supuesto juicio y la policía política no da respuesta de la misma.

Espero que  el mundo sepa por los momentos difíciles por lo que atravesamos los defensores pacíficos en las terribles cárceles castristas.

Vivan los Derechos Humanos, queremos justicia para los presos políticos, libertad para Sonia Garro. Vivan las Damas de Blanco.

Sin más R.A.M.G

Nota: Esta carta llego a la redacción de Hablemos Press el 10 de Mayo de 2014. No se le hicieron correcciones.

VIDEOS