viernes, 11 de abril de 2014

El "galopante incremento" del precio de la leche y de todo

Por Jaime Leygonier/ Hablemos Press.

LA HABANA, 11 de Abril.- Las Tiendas Recaudadoras de Divisa (TRD) en Cuba, que venden alimentos en pesos convertibles, subieron otra vez exorbitantemente el precio de los paquetes de leche, informan el Órgano Oficial del Partido Comunista, periódico Granma del 10 de abril.

Estas redes de tiendas están administradas por el ejército  y en el 2006 la prensa internacional las usó como argumento de la "inteligencia", "pragmatismo" y tendencia al "cambio" del general  Raúl Castro.

Granma explica la medida por "el galopante incremento de los precios de los productos  alimenticios en el mercado internacional/… "  y que el nuevo encarecimiento entró en vigor el pasado  4 de abril por la Resolución  165 del Ministerio de Comercio y Precios.

Según la nota oficial, la orden aumentó la bolsa de leche de 500 gramos de 2.90 pesos convertibles (CUC) a 3.35CUC (4.02 US Dollars) y la de 5.75CUC  a 6.60CUC (7.92 USD) - Un peso convertible, CUC equivale artificialmente a  1.20 USD y a 24 pesos cubanos.

Hubo anterior incremento en el 2007, de hecho la política inflacionaria estatal  consiste en hacer incrementos constantes pero de pocos centavos en sus precios.

El Estado en bancarrota monopoliza la compra, importación, comercialización de los productos y fija el valor del cambio de las monedas extranjeras a las dos monedas cubanas, fija los salarios en desproporción muy inferior al costo de la vida, el racionamiento de alimentos básicos en cantidades mensuales ínfimas y establece impuestos extorsivos.

Este aumento -como los anteriores- ocurrió sin previo aviso a la población pero se distingue por la cuantía y por  la  desacostumbrada explicación "al pueblo"  justificándose con los precios mundiales.

Hace algunos años, las tiendas dolarizadas vendían bolsas de leche holandesa a 5.50CUC ($6.60) y las bolsas embasadas en Cuba e inferiores en calidad a menor precio; pero luego dejaron de vender la leche holandesa y subieron !al mismo precio de ésta! a las bolsas nacionales.

La leche en polvo que vende el Estado en pesos cubanos, por la cartilla de racionamiento ("la libreta de abastecimientos") la vende en cantidad insuficiente  únicamente para niños hasta los 7 años de edad y para enfermos, en dieta respaldada por certificados médicos.

Su precio en el mercado negro es de 50.00 a 70.00 pesos las bolsas de 500g y de 80.00 a 100.00 pesos las bolsas de 1 kilogramo, periódicamente aumentan de precio cuando aumenta la escasez  y, ahora,  es de suponer que se encarezcan por el incremento estatal del precio.

Esta bolsa negra abastece a La Habana de tal cantidad de leche en polvo que -pese a persecuciones policiales esporádicas- muchos suponen  que quienes controlan la bolsa negra son el  propio Estado o dirigentes muy altos.

El Estado importa  la leche en sacos y la embasa en Cuba, en bolsas de 500g y de 1 kg. Ocasionalmente  la población se queja de su mal estado, lo cual, según trabajadores en esa industria, se debe a almacenamiento en malas condiciones de humedad y a vencimiento de la fecha de expiración.

Cuba se autoabastecía de leche, carne y pescado antes de 1959 -excepto en zonas montañosas- importaba leche de diversas marcas y desde los años 30 del siglo XX cuenta con enlatadoras de leche nacional evaporada y condensada. El peso cubano equivalía al dólar estadounidense.

En los años 60, Fidel Castro se dedicó a "mejorar" la raza ganadera y ésta y las regulaciones que asfixian el funcionamiento de la economía  destruyó la masa ganadera. Pero aun a fines de los 80, Fidel Castro prometió crear un plan ganadero mayor que los existentes en Holanda y Francia.

Raúl Castro, en los 90, declaró que observó en Guantánamo  una reducción de talla de los niños por falta de leche, lo cual lamentó porque… perjudicaría los logros deportivos, ganar medallas.

A niños y ancianos el Gobierno  les depaupera la salud  por carencia de alimentos y particularmente de leche, cuyo consumo está sólo al alcance  de quienes reciben remesas familiares desde el extranjero o malversan.

Como siempre, Castro's carga la culpa al capitalismo y publica en primera plana sobre reuniones sindicales y sobre "65 000 mujeres incorporadas al trabajo en el campo" (que bueno).

Pero con prosperidades  o depresiones  mundiales, suban o bajen los precios en el mercado y las cifras, el Régimen no obtiene ganancias porque en lugar de contar con brazos para producir e importar creó - y la llama revolución - una nación de bocas inútiles.

VIDEOS