jueves, 13 de marzo de 2014

Sufren abandono personas de la tercera edad

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 13 de Marzo.- Aldo Martínez Ginat, de 84 años de edad, fue expulsado de la Casa del Abuelo a donde asistía, ubicada en el municipio San Miguel del Padrón, en La Habana. Según la directora,  la decisión fue tomada considerando que el anciano ha rebasado el tiempo límite de permanencia en la institución, que es de un año.

Tras la muerte de su esposa y haber sido operado del colon, quedando con una colostomía, Martínez Ginat asistía a esta Casa del Abuelo, donde compartía con un grupo de compañeros de edades similares, con los que se sentía a gusto.

A raíz del estrés ocasionado por estos cambios sufrió un sangramiento digestivo por el cual ha sido hospitalizado recientemente.

Los hijos  del octogenario se acercaron a la Dirección de Salud de San Miguel del Padrón y hablaron  con su directora, la Dra. Yadira Nodarse,  y ésta les explicó que así lo ha establecido el Ministerio de Salud Pública y que  no hay posibilidades de que vuelva a reingresar en el Centro.

Sus familiares están muy preocupados porque durante la mañana y parte de la tarde el anciano tendrá que permanecer solo dentro de la vivienda, porque ellos tienen que trabajar.

Un familiar de Martínez Ginat, quien  no quiso identificarse por las consecuencias que podría traerle el comentario, nos cuenta que  “él fue  trabajador de la industria básica por más de 66 años, donde se desempeñaba con esmero; estuvo en Mozambique, cumpliendo misión internacionalista y aún es militante del PCC. Pero ya ves, este gobierno utiliza a los ciudadanos y luego los abandona como un objeto inservible”.

VIDEOS