jueves, 20 de marzo de 2014

Otro prisionero político cubano en estado grave al cumplir 20 días de huelga

Alcibíades Guerra. Foto: Archivo de Hablemos Press.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA, 20 de Marzo.- El activista Alcibíades Guerra Marín condenado en un juicio abreviado el pasado 28 de febrero mantiene una huelga de hambre desde ese día en la cárcel Valle Grande. Su estado de salud es reportado de grave, informan las autoridades del penal y su familia.

Guerra Marín, de 50 años de edad, fue detenido el 27 de febrero cuando protestaba por la detención de su esposa, la activista Melkis Faure Echevarría, quien realizaba una protesta en la céntrica calle Montes de La Habana.

El 28 de febrero, las autoridades condenaron a Guerra Marín a un año de cárcel. Fue acusado de un supuesto Desacato a la figura de Fidel Castro, tras gritar ¡Abajo Fidel! mientras su esposa era detenida.

“Hoy nos citaron para la prisión y allí varios guardias sacaron a Alcibíades cargado para una oficina. El no puede caminar por su delicado estado de salud. No ingiere alimentos hace ya 19 días. Ellos (las autoridades) querían que lo convenciéramos de que abandonara la huelga”, dijo Faure a Hablemos Press, el miércoles en la tarde.

“El nos dijo, o me sueltan o me muero” en la huelga, aseguró Faure, de 35 años de edad, madre de cinco niños.

Una mujer que dijo ser oficial de la cárcel Valle Grande, preguntó el martes en una llamada por teléfono a Hablemos Press si no teníamos conocimiento que Alcibíades Guerra estaba en huelga de hambre y que había dejado de tomar agua.
Es inusual que militares informen sobre el estado de los prisioneros. Sin embargo, Faure afirmó que el martes desde la cárcel la llamó un oficial para decirle lo mismo.
La cárcel Valle Grande, se sitúa en el municipio La Lisa, en La Habana; recluye a más de 2000 prisioneros, en un área de edificios y barracas.

Por otra parte, el prisionero político Enrique Figuerola Mirandaabandonó, el martes, la huelga de hambre que inició el 7 de febrero en la cárcel de Boniato, Santiago de Cuba, en reclamo de atención médica.

“Las peticiones que hacia Figuerola se las concedieron las autoridades carcelarias por eso abandonó la huelga”,  reportó la activista Aurora Sancho, corresponsal de Hablemos Press en Santiago de Cuba.

Mientras que el sindicalista independiente Vladimir Morera Bacallao, condenado a 8 años de cárcel, cumplió este jueves 70 días de huelga de hambre en el Hospital Arnaldo Milián de la ciudad de Santa Clara.

Iván Hernández Carrillo, líder de la Confederación de Trabajadores Independientes de Cuba (CTIC), dijo este jueves a Hablemos Press: “Hemos convocado a los Twitteros dentro y fuera de Cuba para un twitazo el viernes 21 de marzo en solidaridad con Vladimir Morera Bacallao exigiendo su libertad, ya que su vida se apaga lentamente debido a la huelga que realiza”.

Bacallao y su colega Jorge Ramírez fueron condenados el pasado año bajo los supuestos delitos de atentado, desorden público, desacato y daños.

En Cuba no existe derecho a huelga ni a sindicalización libre y todos sus intentos son reprimidos como delitos contrarrevolucionarios.

VIDEOS