miércoles, 5 de marzo de 2014

Edificaciones en desuso

  
Por Arián Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA, 5 de Marzo.- En toda la región de la isla existen estos inmuebles que el gobierno hace más de veinte años los declaró inhabitables; viviendas con serias deficiencias constructivas.  
  
Yaimelis Hernández, enfermera de profesión, refiere que “hay familias cubanas que aún viven en estos locales lúgubres densamente poblados; y muchos abandonan sitios en peligro de derrumbe para salvar sus vidas”.

Hernández, expresa que ella soporta constantes inundaciones en su vivienda; que vive lejos del sitio donde trabaja y se siente abandonada por parte de las entidades del gobierno cubano.

“Me venden un terreno en 1,200 pesos Moneda Nacional (MN), unos 50 CUC, que nunca será de mi propiedad, y para mí la vivienda sigue siendo el mayor problema de los cubanos”, asegura.

Otras familias consultadas, que han sido desalojadas por la Policía Nacional Revolucionaria (PNR) porque adquirieron un terreno en lugares desmantelados para construir un apartamento, dicen que su situación apenas mejora.

La Presidenta del Instituto Nacional de la Vivienda, Oris Silvia Fernández, explicó en un reporte televisivo, en el programa Cuba Dice, en Septiembre de 2013, que un 8,5 de cada 10 edificios en la isla necesitan reparaciones,  y exhortó a centrar  la atención en las zonas dañadas, en varios municipios de la provincia La Habana.
                                                                                     
Evilio Vargas, un ciudadano del poblado Voisin, declaró a este reportero: “No creo que  la reconstrucción de viviendas haya sido un éxito ni tampoco un indicio de recuperación, lo menos que el gobierno cubano arregla son los locales que se encuentran inhabilitados a punto de derrumbe”. 

“Muchas de las familias que vivían en edificaciones en malas condiciones se mudaron a viejos y abandonados edificios donde radicaban instituciones universitarias y establecimientos penitenciarios que el gobierno cerró por encontrarse en estado de derrumbe”, señaló Vargas.

Miles de familias continúan viviendo en viejas edificaciones y tras la promesa de varios años de la reconstrucción, reparación y fabricación de viviendas las familias cubanas siguen viviendo una odisea como la de Yaimelis Hernández, una enfermera de profesión.


VIDEOS