martes, 18 de febrero de 2014

Viviendas ilegales y funcionarios corruptos

 Por Jean P. Isla / Colabora con Hablemos Press.

LA HABANA, de febrero.- El tema de la vivienda es de particular interés para el régimen, ya que abrió las puertas a su compra-venta y arrendamiento, queriendo volver a recuperar el control que sobre esa actividad tenía; por ello, hizo modificaciones a la Ley General de la Vivienda mediante el Decreto Ley 288, de fecha 28 de octubre de 2011, obligando a todos a que la inscriban; de esta forma quedan al descubierto las ilegalidades que ellos mismos permitieron y que nunca hicieron nada para erradicarlas.

Estas ilegalidades, que en su momento eran legales, les frenan la tramitación a las personas interesadas en vender, donar, arrendar o permutar su vivienda. En varios casos piden demoliciones de locales que tiene más de los 10 años que exigía la antigua Ley, ya que ahora con cinco años es suficiente.

Estas persona que creían tener todo de forma legal, quedan ahora en una laguna jurídica, porque lo que habían hecho estaba mal y debe rectificarse de forma inmediata sin tomarse en cuenta las dificultades que se tomaron para hacer las modificaciones.

La corrupción administrativa que existía en la Dirección Municipal de la Vivienda, ahora se traslada para la Dirección Municipal de Planificación Física, que será la nueva entidad controladora de las acciones que se quieran realizar con las casas.

Continúan los sobornos y cohechos respecto a la situación de la tramitación de una vivienda. Siempre son ellos los que deciden lo que es legal o ilegal en una construcción o ampliación de una casa, yéndose por el mejor postor, ya que la vida en Cuba es difícil para todos, y el ciudadano vive del invento diario; y en este juego del invento diario también participa la autoridad estatal, quien extorsiona a la población cuando ésta tiene la necesidad de hacer cualquier tramitación con su vivienda.

VIDEOS