viernes, 28 de febrero de 2014

Problemas de “Conducta”



Por Ernesto Aquino/ Hablemos Press.


LA HABANA, 28 de Febrero.- Conducta, como todos los filmes cubanos pos 1959, flirtea con la “crítica social”, poniendo mucho cuidado en hablar de las víctimas sin mencionar al victimario.


En esta ocasión, el melodrama no logra superar el tan llevado y traído recurso del clásico culebrón.


En el centro de la trama, el argumento nos presenta a una vieja profesora desafiando esquemas de la intransigente e intolerante política educacional de la escolástica “revolucionaria” para proteger a un alumno con problemas de conducta, a quien tratará de corregir a través de una relación afectiva donde ambos comparten el mismo desamparo.


Los elementos del melodrama llorón están garantizados: Madre alcohólica, pobreza extrema, niño delinquiendo obligado por la necesidad de tener que asumir roles de adultos, la muerte de un alumno del que nada se sabe, pero que ayuda a diluir -en el lloriqueo fácil- la verdadera tragedia social generada por un sistema político incompetente y fracasado del que nada se dice.


El filme, es un intento por parecer crítico que termina en una patética parodia, atrapada en viejos clichés tele noveleros, donde abundan los personajes sin historia en una historia que se niega a mencionar a los verdaderos culpables de la tragedia.  
Los protagonistas de la historia que cuenta el filme son, apenas, una pálida mascarada para seguir ocultando el rostro de la ideología que empobreció el país y destruyó su riqueza moral y espiritual.

VIDEOS