martes, 25 de febrero de 2014

Incremento de la agresividad en Cuba

Un hombre retuerce los brazos a una mujer mientras discute con ella en una calle de La Habana. Foto: Arian Guerra.

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 25 de Febrero.- En Cuba, la agresividad comenzó luego del triunfo de la llamada revolución, pero en los últimos 20 años se ha puesto más de manifiesto, fundamentalmente entre los propios cubanos, quienes se agreden cotidianamente.

Una buena parte de la población se encuentra muy irritable, y ante la mayoría de las situaciones sus respuestas son groseras y violentas, sin medir consecuencias.

Son múltiples las causas que han incidido en el incremento del mal humor y la violencia. El factor fundamental son las condiciones de vida que no favorecen al desarrollo del bienestar personal ni familiar del ciudadano, convirtiéndolo en un ser frustrado y casi siempre predispuesto contra sus semejantes, a los cuales responsabiliza por sus desgracias.

Estas agresiones no solo son verbales sino que llegan hasta la confrontación física, lo que ha provocado víctimas fatales, fundamentalmente jóvenes.

Muchas personas que nos visitan perciben lo que sucede. Recientemente, una psicóloga que nos visitó para asistir a un evento, observó cómo los cubanos suelen ser intolerantes entre sí, sobre todo los más afectados por  sus necesidades básicas.

A diario, se producen discusiones en las calles por cualquier motivo, y durante estos eventos hay agresiones verbales y físicas; sin embargo, los ciudadanos que acuden a acciones violentas para liberar sus frustraciones no se atreven a protestar contra quien los oprime, explota y maltrata, condicionándolos, de alguna manera, a que se agredan los unos a los otros.

VIDEOS