miércoles, 8 de enero de 2014

Residentes en la Habana Vieja sufren por contaminación acústica

Al fondo de esta imagen la Termoeléctrica de Talla Piedra. Foto: Hablemos Press.

Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 8 de Enero.- El ruido es también uno de los contaminantes del medio ambiente que causa daños en la vida humana. Son conocidos sus efectos nocivos sobre la fisiología y la psicología de las personas.

En el municipio Habana Vieja, específicamente en el barrio de Jesús María, existe una planta termoeléctrica que el ruido ensordecedor que produce afecta a toda la población que vive en la zona; esto, sin que las autoridades acaben de resolver la situación que se ha mantenido más de medio siglo. Esta planta termoeléctrica recibe el nombre de Otto Parellada, antigua Tallapiedra.

Los vecinos en este lugar, están expuestos a padecer de sordera, insomnio, stress, falta de concentración, agresividad y otros trastornos, los cuales han sido bien estudiados por los especialistas en el tema. Muchos países han tomado medidas al respecto para proteger a sus ciudadanos, pero Cuba al parecer se ha quedado a la saga en esto.

La población del lugar se ha quejado en las Asambleas de Rendición de Cuentas que se realizan periódicamente con los delegados del Poder Popular, pero la situación sigue igual.

Un operario de mantenimiento de la fábrica y jefe de brigada, quien no quiso revelar su nombre, explica que la misma es de tecnología checa, ya obsoleta; que no compran los repuestos necesarios para su reparación y remiendan con las piezas hechas por los llamados innovadores.

Actualmente, se está montando otra planta de tecnología china, aunque no se sabe la fecha de terminación; mientras, la población en el barrio de Jesús María sigue sufriendo los desmanes de un gobierno que dice proteger el medio ambiente y preocuparse por la salud de sus ciudadanos.

1 comentario:

Cesar Fernandez D dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

VIDEOS