jueves, 23 de enero de 2014

Pormenores de una justa decisión

Por Ramón Alejandro Muñoz González/ Prisionero político.

COMBINADO DEL ESTE, LA HABANA, 23 de Enero.- Los especialistas del Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER) y el Consejo de Estado demoraron 55 años para tomar una justa decisión. ¡Cuántos errores cometidos en todos estos años! ¡Cuántos deportistas cambiaron el rumbo de sus vidas, cuántos triunfaron y a cuántos les salió mal experiencia de dejar a sus seres queridos para así poder tener un futuro mejor.

A muchos se les llamó traidores y no pudieron jugar en grandes ligas, porque eran pagados y Cuba siempre criticó el deporte rentado, porque según ellos el deporte “revolucionario” ganaba la medalla del honor. Pero cuando uno tiene el techo de vidrio no puede tirar piedras al ajeno.

Tenían que pasar todas estas cosas para darnos cuenta, pero siempre el gobierno cubano se justifica  para no pagarles a los deportistas, porque la vieja y absurda ideología del deporte “revolucionario” no tiene en cuenta que con la palabra “revolución” no se desayuna, no se almuerza, no se come y mucho menos se mantiene a una familia.

Cuántos deportistas de Alto Rendimiento después de su retiro fueron olvidados; cuántos se lanzaron a la vida del alcohol; cuántos viven en extrema miseria. ¿A quién podemos culpar por esto, a los Estados Unidos?

Al gobierno cubano le cuesta trabajo entender que el mundo   evoluciona, que las familias crecen, que hay necesidades que cubrir y  Cuba es un país extremadamente pobre; que para que un deportista  de alto rendimiento rinda en su deporte, primero tiene que tener cubiertas todas sus necesidades, no pueden estar preocupados si su hijo tiene zapatos o no, o si tiene que renovar la mochila para la escuela que ya está muy deteriorada, o no hay aceite para comer y otras tantas miserias que el cubano tiene que vivir a diario. 

Si todos estos problemas estuvieran resueltos no sólo los deportistas sino todos los ciudadanos podrían dar mucho más de sus capacidades y los que han abandonado el país  podrían tener en Cuba lo que salen a buscar en los Estados Unidos.

VIDEOS