jueves, 16 de enero de 2014

Juicio contra activistas del PRC queda concluso

Ulloa y Mulet. Foto: Roberto J. Guerra
Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.
COJIMAR, La Habana, 16 de Enero.- La licenciada Amelia Rodríguez Cala,  quien actuó en defensa de los activistas Miguel Alberto Ulloa Ginar y Reinier Mulet Levis, dijo a Hablemos Press el miércoles al mediodía que en la vista oral las peticiones quedaron conclusas para sentencia.
Rodríguez Cala, abogada del Bufete Colectivo Salvador Allende, que ha defendido a más de 150
disidentes en su larga carrera de derecho, comentó: “Tengo esperanzas que los liberen pronto”.
El Tribunal solicita condenas de un año y seis meses de cárcel para Ulloa y 2 años a Mulet, detenidos desde el 10 de abril del 2013, y acusados de Daños a la Propiedad del Estado por haber pintado en el reparto Cojímar, municipio Habana del Este, letreros en aceras y paredes de centros comerciales que exigían la libertad del periodista independiente Calixto Ramón Martínez Arias, quien se encontraba encarcelado.
Tailadis Rosales Pérez, esposa de Ulloa, dijo que pudo asistir al juicio donde se permitió solo entrar a los familiares de ambos activistas.
Las autoridades represivas no permitieron que activistas ni opositores entraran a la vista oral.
 “Amelia hizo muy buena defensa y creo que por el informe que ella presentó mi esposo y su compañero deben ser puestos en libertad de inmediato”, dijo Rosales, quien tiene un niño de tres años de edad con Ulloa.
Según Rosales “el juez mandó a callar a la abogada en dos ocasiones” mientras defendía a los activistas “porque hizo mención a las violaciones que estaban cometiendo las autoridades”.
Hablemos Press tuvo acceso al informe presentado al Tribunal por la abogada, que en uno de los párrafos señala: “Ambos activistas reconocen que son opositores al gobierno, catalogados de Contra-Revolucionarios, condición y afiliación política que estos nunca han negado, pero debemos tener presente que nuestra petición va dirigida a un Tribunal de derecho cuyas convicciones son diferente, pero esa condición de estar en contra del gobierno no puede ser relevante para la decisión en cuanto a la Modificación de la medida impuesta solicitada, sino que debe atemperarse exclusivamente a lo que determina la ley que no establece distinción entre las personas revolucionarias ni las que no lo son”.
El Tribunal municipal permaneció sitiado por decenas de agentes del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE), la Policía Nacional (PNR) y miembros de las paramilitares Brigadas de Respuesta Rápida (BRR). También, fueron llevados en autobuses militantes de la Juventud Comunista y el Partido Comunista de Cuba, que vestían pulóveres blancos, algunos con la imagen impresa de Ernesto (Che) Guevara. Portaban, además, banderas cubanas.
Estos grupos permanecían apostados en diferentes puntos cercanos al Tribunal, informaron corresponsales de nuestra agencia, a los que tampoco se les permitió entrar a la audiencia.
Vladimir Calderón, director del PRC, dijo que agentes de la Seguridad del Estado impidieron que él junto a otros activistas presenciaran el juicio.
“Nos conminaron que nos fuéramos de la zona o de lo contrario nos arrestarían”, señaló Calderón al ser consultado por periodistas de Hablemos Press.

Ulloa y Mulet, son miembros del PRC; desde su detención fueron enviados a la cárcel Valle Grande, ubicada en el municipio La Lisa, La Habana, donde llevan 8 meses conviviendo con presos comunes. 

VIDEOS