miércoles, 8 de enero de 2014

¡Bienvenidos los Gays, si son revolucionarios!

Gay participan en actividades a favor de la lucha contra la homofobia en Cuba.

Por Pablo Morales Marchán/ Hablemos Press.

LA HABANA, 8 de Enero.- La directora del Centro Nacional de Educación Sexual (CENESEX) en Cuba, Mariela Castro Espín, hija del General Presidente Raúl Castro, desde hace un tiempo ha estado desarrollando una campaña por el respeto a la diversidad sexual, mientras ésta no atente contra la maquinaria política castrista.

Absurdo proceder el del régimen, que se cree con la potestad de racionar los derechos, como lo hace con la canasta de limosna básica con la que cada mes ofenden al pobre cubano que no sabe cómo librarse de tanta infamia.

Algunos conocidos dirigentes de las distintas organizaciones políticas y de masas del país son abiertamente partidarios de la liberación sexual, otros son más reticentes y reprimen su homofobia con cierta demagogia.

La revolución de verde olivo, barbuda y viril en sus comienzos, quiere dar participación a este sector en el quehacer nacional, no por democracia y respeto a los derechos humanos, sino por pura mercadotecnia; para  mejorar su imagen en el exterior.

Calculan que en la escena política, económica y cultural mundial esta comunidad de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales (LGBT) son una fuerza a tomar en consideración.

Organizaciones No Gubernamentales han entregado a la diputada Castro Espín premios por esta labor, en un patético intento de la gerontocracia de la isla por maquillar el descenso mantenido de sus fieles y comenzar a aceptarlo casi todo dentro de sus filas, menos tener que salir del poder.

La vida sexual de las personas es privada, pero en la isla eso puede ser público; lo que sí es delito y fuertemente reprimido es decirle la verdad a la dictadura y cuestionarla por su ineficiencia y los muchos desmanes en contra del pueblo cubano.

VIDEOS