domingo, 22 de diciembre de 2013

Los cubanos están perdiendo la ilusión por la vida

Por Jorge A. Liriano Linares/ Hablemos Press.
LA HABANA, 22 de Diciembre.- Según estudios realizados, en los últimos cinco años, los índices de suicidios se elevan vertiginosamente, por lo que todo parece indicar que los cubanos han perdido la ilusión por la vida.

De acuerdo con un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en 1973 el índice de suicidio en Cuba se comportó aproximadamente de 10 casos por cada 100 000 habitantes, cifra que se incrementó en el 2006, alcanzando un 18,5%, mayor índice del continente hasta la fecha.

A partir de entonces las estadísticas de muerte por suicidios, pasaron a engrosar la extensa lista de los secretos de Estado; tal es así que los datos aportados por el Ministerio de Salud Pública en Cuba nunca son confiables.

Funcionarios del departamento de estadísticas del MINSAP, destacan que los casos más frecuentes son los del sexo masculino, que optan por el ahorcamiento; en el caso de las féminas se inclinan a prenderse fuego o acudir a la ingestión de fármacos.

Según la fuente, que prefirió permanecer en el anonimato, los índices más altos que se reportan, oscilan entre las edades de 25 y 55 años.

En el caso de los adolescentes que se quitan la vida, la orden gubernamental es reportarlos como accidentes del hogar.

Cuando el fallecido sobrepasa la tercera edad, se certifica como infarto del miocardio o accidente cerebral encefálico; nunca como suicidio.

Las mayores incidencias tienen lugar en las prisiones. Hasta el mes de noviembre resultaron 122 los fallecidos por esta causa en el interior de las cárceles; también las unidades del servicio militar obligatorio ocupan un lugar cimero, seguido por los hospitales psiquiátricos.

Estas cifras de muerte resultan celosamente distorsionadas, controladas y engavetadas en los archivos secretos del Ministerio, para que no aparezcan como suicidio.

De acuerdo con la información brindada, la provincia con mayores índices es La Habana, con un promedio de 5 casos diarios.

Entre las causas más frecuentes se encuentra el adulterio; evadir responsabilidades ante la justicia y la pobreza.

En el caso de los sancionados y reclutas del servicio militar obligatorio, es frecuente el menoscabo de su dignidad, la humillación sexual, los tratos crueles, inhumanos y degradantes perpetrados por las autoridades, lo que conlleva a que se quiten la vida.

Todas estas muertes son ocultadas a los organismos internacionales, como tampoco se dan a conocer las muertes por epidemias u otras que puedan empañar la imagen pública del régimen.

La propia OMS valoró recientemente que el suicidio es un trágico problema de Salud Pública, y en muchos casos las causas son influenciadas por los abusos de poder, la desigualdad, la discriminación y el derrumbe ético de las sociedades, derivados de los sistemas sociopolíticos imperantes.

En Cuba, el suicidio está muy de moda, ya que muchos cubanos lo encuentran como una solución a la miseria, la desesperanza y la manipulación de la mal llamada revolución de los humildes y para los humildes.

Ahora, corresponde a los líderes históricos del clan gubernamental responder por qué la población cubana está perdiendo la ilusión por la vida al punto de encontrarse en el primer escaño de ese indicador

1 comentario:

Cesar Fernandez D dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

VIDEOS