miércoles, 6 de noviembre de 2013

El servicio telefónico más caro del mundo



Por Eduardo Herrera/ Hablemos Press.

LA HABANA, 6 de Noviembre.- En el año 1906 Cuba se convirtió en el primer país en el mundo en tener telefonía con discado directo (sin necesidad de operadora).

Con el transcurso de los años las tecnologías han ido avanzando a ritmo vertiginoso y los cubanos nos hemos quedado rezagados, cuando en Cuba el servicio telefónico se desarrollaba a la par de los países más avanzados.

Es lógico que al principio de 1959, esta prestación haya ido en aumento, puesto que por naturaleza los procesos de desarrollo tienden a mantenerse, pero luego de las nacionalizaciones, expropiaciones, y el descalabro provocado por el proceso revolucionario, hemos descendido notablemente en cuanto a telefonía se refiere.

Adquirir un teléfono en la década de los setenta u ochenta era sumamente difícil; sólo se lo asignaban a militantes del partido, dirigentes, combatientes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior, argumentando que estas limitaciones se debían a los problemas con las disponibilidades, aunque el verdadero objetivo siempre ha sido mantener el control absoluto sobre las comunicaciones.

En el año 1995 comienza una etapa en la que los dirigentes del país prometieron cubrir las necesidades de teléfonos fijos que tenía la población. Se realizaron inversiones, conjuntamente con capital extranjero, creándose la Empresa de Telecomunicaciones S.A, conocida como ETECSA.

Nunca se han cumplido las promesas; es cierto que aumentaron las líneas telefónicas fijas, pero las expectativas que tenían los directivos de ETECSA no se realizaron, ya que el compromiso era el de brindar el servicio a toda la población que lo solicitara, antes del 2003.

En el presente, se han mantenido las mismas condiciones, sólo que para obtener un teléfono fijo en el mercado subterráneo los precios oscilan entre 600 y 800 CUC, que es aproximadamente el salario de tres o cuatro años de un cubano con salario medio.

El surgimiento de la telefonía móvil -hoy en el mundo la más utilizada y práctica-, al parecer le ha cambiado el interés al gobierno, porque a pesar de ser la más barata para los ciudadanos en otros países, aquí se paga a un precio muy elevado en relación con los salarios que se perciben.

Sin cubrir las prestaciones, de forma completa, la telefonía móvil le permite al Estado recaudar grandes cantidades de dinero, ya que le cuesta más barata que la telefonía fija, por lo que obtienen mayores ganancias a costa de las necesidades de comunicación que tiene el pueblo.

En la actualidad, cuando las comunicaciones tienden a abaratar su costo con el uso de la Internet y la telefonía celular, en Cuba la telefonía se ha convertido en la más cara del mundo.

VIDEOS