miércoles, 13 de noviembre de 2013

Dos activistas de la FLAMUR enfrentan cargos por Salida Ilegal del País


Castro y Moreno sostienen un cartel mientras realizan varias actividades de su organización en Octubre del 2013. Foto: Hablemos Press.

Por Roberto de Jesús Guerra Pérez/ Hablemos Press.

LA HABANA, 12 de Noviembre.- Maritza Castro y Nerys Castillo, ambas miembros de la Federación Latinoamericana de Mujeres Rurales (FLAMUR), se encuentran detenidas desde la semana pasada en la Unidad Técnico de Instrucción de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), ubicada en la calle Aguileras, en el municipio 10 de Octubre, La Habana.

Ambas activistas enfrentan cargos por Salida Ilegal del País, pudiendo encarar condenas de entre 2 y 5 años de cárcel.

El domingo William Cepero, esposo de Castillo, quien es miembro del Partido Democrático 30 de Noviembre Frank País, dijo que las activistas continuaban detenidas, pero que según le había informado un agente del Departamento de la Seguridad del Estado (DSE) que se identificó con el nombre de Luisito, podían ser liberadas este lunes.

De todas maneras seguimos haciendo acto de presencia frente a la Unidad de Aguileras, para presionar a las autoridades. He tenido el apoyo de varios opositores que se solidarizan con ellas”, señaló Cepero.

El 1 de Noviembre, Castillo, de 44 años de edad y Castro de 54, junto a sus hijos y otros opositores, abandonaron el país en una embarcación rústica por las costas de la provincia Matanzas, pero tuvieron que regresar a tierra después de haber navegado entre 12 y 14 millas.

La embarcación fue hecha de madera, cámaras de camiones y lonas. Salimos por Santa Cruz del Norte, pero tuvimos que regresar porque se nos reventaron tres cámaras; además, Maritza, Nerys y su niño Raúl Antonio Bermúdez Castillo, de 9 años de edad, estaban deshidratándose y el tiempo se había puesto muy malo”, explicó Romi Cordoví Castro, hijo de Maritza.

Al preguntarle por qué querían abandonar el país, alegó que fueron denegados por el Departamento de Refugiados de los Estados Unidos en Cuba.

No nos queda otra opción, fuimos denegados por refugiados y realmente somos perseguidos por la policía política. A través de esa Oficina se van supuestos Testigos de Jehová y otros religiosos que dicen son perseguidos; también supuestos opositores, activistas y cuanta gente miente; sin embargo, nosotros que somos verdaderos perseguidos no nos aceptaron, por eso decidimos lanzarnos al mar para ver si así podemos vivir en libertad y sin tanta represión”, dijo Cordoví, de 32 años de edad, de profesión electricista industrial.

Rodolfo Oyer, padre del hijo menor de Castro, dijo que su hijo Rodolfo Oyer Castro, de 28 años de edad, “es Técnico en Tele comunicaciones, y recientemente fue expulsado de su centro de trabajo debido al activismo que realiza su madre”.

Años atrás Nerys Castillo y Maritza Castro integraron el Movimiento Damas de Blanco, de donde fueron expulsadas por indisciplinas. Actualmente son las únicas mujeres activistas de derechos humanos que se encuentran encarceladas por Salida Ilegal.

El abogado Dr. René López Benítez afirmó que la Salida Ilegal sigue siendo delito y que aparece en el Código Penal, Ley 62.

Se agrava cuando se organiza una Salida Ilegal donde hay menores llegando a ser sancionados los organizadores con penas hasta de 15 años de privación de libertad”, explicó.

Activistas y opositores cumplen prisión por Salida Ilegal.

Actualmente, varios disidentes y ciudadanos se encuentran cumpliendo prisión, tras haber sido deportados por agentes de los servicios de la Guardia Costera de los Estados Unidos, a pesar de los acuerdos migratorios entre ambos países, que establecen no debe haber represión contra los repatriados.

Jorge Bello Domínguez, Rolando Joaquín Guerra, Rolando Tudela Iribar, Pavel Arcia Céspedes, Pedro Luis González y Héctor Velázquez Gómez, están entre los casos de opositores encarcelados por Salida Ilegal del País; algunos han sido condenados y otros están a la espera de juicio.

Bello, natural de la provincia Artemisa y miembro del Movimiento Opositores por Una Nueva República, fue detenido el 5 de Diciembre del 2011. Un año después el Tribunal Provincial de La Habana lo sancionó a cinco años de cárcel por haber intentado salir del país en una embarcación rústica.

Rolando Joaquín, miembro de la Corriente Martiana, fue detenido el 9 de Noviembre del 2012 y repatriado por la Guardia Costera de los Estados Unidos; en estos momentos se encuentra a la espera de juicio en la cárcel Melena II, ubicada en el municipio Melena del Sur, en la provincia Mayabeque, también acusado de Salida Ilegal.

Activistas de derechos humanos estiman que actualmente unos 800 jóvenes cumplen prisión por intentar abandonar el país.

VIDEOS