lunes, 25 de noviembre de 2013

Cumple sanción opositor que promueve la palabra CAMBIO

Fonseca camina por una de las calles de Santo Suárez vendiendo limones. Fotografía del autor.

Por Carlos Ríos Otero/ Hablemos Press.

LA HABANA, 25 de Noviembre.- Leonel Pérez Fonseca, opositor que promueve Nación Opositora, cumple seis meses de cárcel por ser  publicitario de la palabra CAMBIO en su carretilla de vendedor de productos del agro.

Pérez Fonseca, el cinco de mayo del corriente fue multado cuando se detuvo unos diez minutos en su casa (puerta de calle) y merendó; un inspector le multó con 400 pesos cup por violar las reglas que los carretilleros no se pueden detener.

La multa la presillo sobre un cartel con la palabra CAMBIO  en protesta de la arbitrariedad y deambulaba por el distrito de Diez de Octubre.

El 20 de mayo -Día de la Independencia Nacional de Cuba- un operativo de inspectores estatales, policías y oficiales de la Seguridad del Estado (DSE/G-2) a media mañana  lo abordaron en las calles Coco y Rabí, Santos Suárez, La Habana, le montaron la carretilla en un camión y lo llevaron esposado a la delegación policiaca de Aguilera, le impusieron mil 200 pesos cup, y le abrieron un expediente de peligro social, decomisándole la mercancía valorada en unos mil pesos, y al filo de la media noche fue liberado.

Le retuvieron el carnet de identidad y la licencia de vendedor carretillero, al exigir al oficial de guardia sus documentos, le informaron que por orden de la policía política (DSE/G-2) no podían entregar sus documentos. 

Al otro día  se dirigió a la Oficina de Trabajo del municipio Diez de Octubre donde reside para exigir su licencia y se la negaron y tampoco quisieron extenderle un nuevo permiso.

No existió ninguna orden de detención.

La venta de productos agropecuario los comercia en la barriada habanera de Santos Suárez donde goza  residencia.

Seguidamente una ola de inspectores se presentaba y le multaba por cualquier razón, acumulando cuatro mil  pesos, unos 160 dólares, que no pagó en protesta del abuso de poder, ya que  sistemáticamente lo detenían en plena vía pública y lo multan por no poseer: ni identidad, ni licencia, los mismos que lo apresaron.

Pérez, apeló al Tribunal Popular Provincial y el juicio fue suspendido el 24 de septiembre hasta nueva orden, aunque los funcionarios de la sala sexta le informaron que el caso se revocaría al municipio, y de nuevo sería citado por esa instancia.

El día de la vista municipal, el  tribunal estuvo formado por el presidente y dos jueces legos, sin abogado incluso ni de  oficio y,  sin embargo le impusieron seis mese de prisión que cumple desde el 29 de octubre en Bainoa, en el otrora bachillerato en el campo  Ho Chi Min, a 90 kilómetros al este de La Habana.

Fonseca en la oficina de CUBALEX. Fotografía del autor.

Este reportero lo acompañó a los trámites en los tribunales y a la Asociación de juristas independiente CUBALEX.

La policía política, la palabra CAMBIO la valoran como una acción contestataria y se ve como una tarea de propaganda enemiga.

Incluso se le culpa que en la posta médica de Santa Irene y Rabí, Santos Suárez, en pleno apagón, -alguien escribe con grafiti CAMBIO, el DSE viene y sobre pone: ¡Viva Cuba!


Y así están las cosas en Cuba, la GESTAPO  cubana ve un fantasma de causa política en la palabra CAMBIO, y aquellos que  la promueven le cuesta cárcel. 

VIDEOS