miércoles, 13 de noviembre de 2013

Cuentapropistas indignados arrojaron su mercancía hacia la calle

Por Leudis Pérez Laborit/ Hablemos Press.

MATANZAS, 12 de Noviembre.- Como de costumbre, la calle principal Máximo Gómez amaneció con sus disímiles cafeterías y puestos de venta por cuenta propia ofreciendo sus variadas ofertas, el pasado 28 de octubre.

Pero todo cambió, cuando de manera inesperada descendieron de un ómnibus un grupo de inspectores, que a medida que se acercaban a los puestos de venta particular, de manera violenta decomisaban las mercancías e imponían elevadas multas.

El ciudadano Julio Fundora, trabajador por cuenta propia -quien se encontraba presente en el momento del operativo- asegura que ante la actitud irrespetuosa de los inspectores y agentes de la policía, los trabajadores indignados arrojaron toda su mercancía hacia la calle.

A mí me condujeron brutalmente hacia la estación de policía y posteriormente tuve que ser trasladado con urgencia hacia la policlínica Nelson Fernández Oliva, por un fuerte dolor en el pecho causado por una subida de la presión arterial”, informó Fundora.

VIDEOS