lunes, 25 de noviembre de 2013

Crea indignación entre vecinos la detención de un activista

Herrera muestra las marcas que le dejaron las esposas puestas por los agentes. Fotografía del autor.

Por William Cácer/ Hablemos Press.

LA HABANA, 25 de Noviembre.- Unas diez personas declararan su inconformidad con el abuso que por más de tres meses vienen cometiendo agentes de la Policía Nacional y de la Seguridad del Estado contra el activista Pavel Herrera Hernández.

Los hechos, ocurridos el domingo, se produjeron nuevamente en el edificio 88 del reparto Alberro, en el municipio Cotorro, a 20 kilómetros del capitolio habanero, donde cada domingo intervienen agentes de la Policía y la Seguridad para arrestar a Herrera.

Los vecinos de Herrera no pertenecen a ningún grupo disidente; entre ellos, había quien militaba en las filas del Partido Comunista de Cuba (PCC).

“No entiendo por qué tanta agresividad de la policía; no entiendo por qué se necesitan tantos hombres y tantos recursos para detener a un ciudadano pacífico y trabajador. Yo conozco bien las leyes, y eso que están haciendo está muy mal; incluso, es inmoral”, expresó Rafael Rodríguez Ribera, un ex militante del PCC, quien fue arrestado junto a Pavel por reclamarle a la policía.

Evelyn Acosta, vecina del lugar, comentó que “al principio, venían a las cuatro de la madrugada y discretamente se escondían en el mercado a esperar que Pavel saliera, para arrestarlo; pero ahora lo hacen abierta y descaradamente ante los ojos de los vecinos”.

“Cada vez que me arrestan me llevan a más de 40 kilómetros de La Habana y me dejan abandonado en caminos solitarios e inhóspitos, no sin antes quitarme el dinero y el Carnet de Identidad, como para que pase más trabajo en regresar”, comentó Herrera Hernández, el domingo al ser liberado.


El pasado 3 de Octubre, Herrera entregó una queja ante la Fiscalía General de la República y hasta la fecha no ha recibido respuesta, más bien la represión contra él se ha intensificado. 

VIDEOS